LA PALABRA DE DIOS PARA HOY

LA PALABRA DIOS PARA HOY

24 de septiembre de 2016

144,000

Apocalipsis 7, 1-8

   Después de esto, vi cuatro ángeles que estaban de pie. Cada uno de ellos miraba a uno de los cuatro puntos cardinales. Estaban deteniendo al viento, para que no soplara sobre la tierra, ni sobre el mar, ni sobre los árboles. Estos cuatro ángeles habían recibido poder para dañar a la tierra y el mar. 

    Vi también a otro ángel, que venía del oriente, el cual tenía el sello del Dios que vive para siempre. Con ese mismo sello debía marcar a todos los que pertenecen a Dios, para protegerlos. Ese ángel les gritó con fuerte voz a los otros cuatro: «¡No dañen la tierra ni el mar, ni los árboles, hasta que hayamos marcado en la frente a los que sirven a nuestro Dios!»

   Luego oí que se mencionaba a las doce tribus de Israel, es decir, a Judá, a Rubén, a Gad, a Aser, a Neftalí, a Manasés, a Simeón, a Leví, a Isacar, a Zabulón, a José y a Benjamín. De cada una de las doce tribus fueron marcados doce mil, es decir, un total de ciento cuarenta y cuatro mil.


Amados: Otro ejemplo de cómo los religiosos han desvirtuado el PAN que nos ofrece el LIBRO DE REVELACION: En Apoc. 7, 4 y 14, 1 respectivamente se nos dice: Apoc. 7, 4: "Y oí el número de los marcados con el sello: 144,000 sellados, de todas las tribus de los hijos de Israel." Y, Apoc. 14, 1: "Seguí mirando, y había un Cordero, que estaba en pie sobre el monte Sión, y con Él, 144,000 que llevaban escrito en la frente el nombre del Cordero y el nombre de su Padre." 

Amados: El número 144,000 DE NINGUNA MANERA indica el número específico de los que SE SALVARÁN, de ninguna manera. Los Testigos de Jehová – aun los de buena fe – han caído en uno de sus tantos errores. En primer lugar el número es simbólico y los que escuchaban EL ANUNCIO del JUAN DE REVELACION comprendían algunas de las posibilidades de lo que se proclamaba. Contrario a las creencias de los Testigos de Jehová, el número 144,000 NO REPRESENTA un número LIMITADO. Al contrario, representa un número COMPLETO y PERFECTO. 

¡Les explico! El número DOCE [12], para los Hebreos, representaba: CUMPLIMIENTO, PERFECCION. Las tribus de Israel son DOCE [12] aun cuando hubo más de doce nombres tribales. LAS DOCE [12] TRIBUS representan la PLENITUD, la LLENURA de ISRAEL. De la misma manera y para comunicar PLENITUD, Jesús escoge a DOCE [12] apóstoles aun cuando – si los contamos – hay mucho más de doce apóstoles en el Nuevo Testamento, entre ellos incluyendo a Lucas, Marcos, Pablo, Bernabé – que, por cierto, NO SON de entre los DOCE. Es más, después del suicidio de Judas Iscariote, los apóstoles reunidos en el Aposento Alto sentían la necesidad de COMPLETAR, de "perfeccionar" el número y eligieron a Matías: Hechos 1, 24-26. Además, ¡Hay DOCE meses en el año! El número DOCE [12] representa NO lo limitado SINO LO PLENO, LO ENTERO, LO COMPLETO, LO PERFECTO. El número 144,000 se obtiene de 12 multiplicado por sí mismo, por 12 que es el CUADRADO PERFECTO incluso para la mentalidad hebrea. Se vuelve más perfecto y completo al multiplicar el resultado por MIL. Que dicho sea de paso, MIL, era el número de una UNIDAD MILITAR en el Ejército Israelita. ¡En el Ejército Israelita, la UNIDAD MILITAR, era el sueño de cualquier rey! 

Les dije ya que: LAS DOCE [12] TRIBUS simbolizaban la PLENITUD, la LLENURA de ISRAEL. Y en el Nuevo Testamento LA EKKLESIA es sinónimo de LA PLENITUD DE ISRAEL. De manera que el número simbólico de 144,000 lo que nos indica es que ¡EL NUMERO DE LOS SALVADOS SERA PLENO, PERFECTO según los criterios del Señor y que LA PLENITUD DE ISRAEL se halla en aquéllos que AUTÉNTICAMENTE SIGUEN – DE CERCA – AL JESÚS RESUCITADO y ÉSOS SON LA EKKLESIA! 


17 de septiembre de 2016

LA PERSPECTIVA DE CRIST JESÚS

Mateo 16, 24
   "Luego Jesús dijo a sus discípulos: 'Si alguno quiere ser discípulo mío, olvídese de sí mismo, cargue con su cruz y sígame'."
 

   Amados: La ÚNICA y VERDADERA razón para DEJARLO TODO y seguir a Jesús Cristo es vivir esta ÚNICA REALIDAD, a saber: ¡que JESÚS CRISTO y LA CAUSA de JESÚS CRISTO es LO SUPREMO y MÁS VALIOSO de la existencia humana. El "DEJARLO TODO" conlleva UN CAMBIO DE ACTITUD, una NUEVA y DIFERENTE PERSPECTIVA para TODO en nuestra vida, a saber: LA PERSPECTIVA DE CRISTO JESÚS. 

   Una vez llega el Espíritu Santo a la vida de Simón Pedro, por ejemplo, NO SE LE HABRÁ VISTO MÁS peleando en el mercado por querer conseguir el mejor precio de su pescado. A Mateo – tampoco – se le habrá visto en el mostrador cobrando impuestos. A Simón el Celote NO se le encontró más arengando al pueblo a la sedición. TODOS habían cambiado pues se habían DEJADO cambiar por el Espíritu del Jesús Resucitado. Ahora sí serían útiles en el servicio del Reino de Dios sobre la tierra. Serían, por siempre, ÚTILES al Señor Jesús Cristo porque lo habían DEJADO TODO, aun SU PROPIA VIDA. 

Mateo 16, 24
"Luego Jesús dijo a sus discípulos: 'Si alguno quiere ser discípulo mío, olvídese de sí mismo, cargue con su cruz y sígame'." 

"VEN A MÍ y TE HARÉ DESCANSAR" – te dice Jesús. 

Amado, amada: Si tú aceptas una invitación y eres persona íntegra, tendrías que ser CONSECUENTE. Todo compromiso conlleva RESPONSABILIDAD. El carácter de cualquier invitación es VOLUNTARIO, ya que tú puedes aceptar o rechazar. Jesús TE INVITA a seguirLE, y Su invitación se da de la siguiente manera: 

+ ES UNA INVITACIÓN VOLUNTARIA: El "si alguno quiere..." de Mateo 16, 24. El Señor NO te tuerce el brazo. Es SU PERSONA y SU AMOR lo que te atrae, lo que me atrae, lo que nos atrae. Nadie está obligado a seguirLO. Todas las decisiones son voluntarias. Lo único que hace el Señor Dios es PRESENTAR SU PERSONA como SUPREMO OBJETO DE AMOR y SU CAUSA como el SUMO PROYECTO DE LA VIDA. El Señor Dios pone a Su Unigénito, Jesús Cristo, como ejemplo a seguir. 

++ ES UNA INVITACIÓN A NEGARNOS, a OLVIDARNOS A NOSOTROS MISMOS, Mateo 16, 24: 


11 de septiembre de 2016

LA PALABRA HECHA HUMANIDAD

1 Pedro 1, 23-25

     Pues ustedes han vuelto a nacer, y esta vez no de padres humanos y mortales, sino de la Palabra de Dios, que es viva y permanente. Porque la Escritura dice: 

    "Todo hombre es como hierba, 

    y su grandeza es como la flor de la hierba. 

    La hierba se seca y la flor se cae, 

     pero la palabra del Señor permanece para siempre."

    Y esta Palabra es el Evangelio que se les ha anunciado a ustedes.


   Amados: En otras palabras y parafraseando, el Espíritu Santo nos recuerda: verso 23 que "El Señor Dios ha querido obrar en ustedes [en cada uno de nosotros] un "vivir nuevo". Es exactamente – dice el autor inspirado de Pedro – como si ustedes hubieran vuelto a nacer, no como cuando nacieron del vientre materno, no como cuando nacieron de sus padres humanos, quienes, al fin y al cabo, por ser humanos, irremediablemente mueren, sino que el Señor ha querido obrar en cada uno un "vivir nuevo", completamente nuevo, en virtud de la Palabra de Dios. 

   Amados: Relacionado a lo que dice el autor de la Primera Carta de Pedro, afirman Mateo 24, 35; Marcos 13, 31 y Lucas 21, 33: "¡El Cielo y la Tierra pasarán, pero Mi Palabra no pasará!" Y, no pasará porque la Palabra de Dios – tú bien lo sabes – es una Persona y esa Persona es Jesús Cristo. La Palabra de Dios - Jesús Cristo - da vida, nos lo asegura Juan 1, 4-5 al hablar de la Palabra hecha humanidad, Jesús Cristo y, continúa diciendo el evangelista Juan, que nada ni nadie puede destruirla [La Palabra] porque la Palabra, Jesús Cristo, es Vida: Juan 1, 4-5: "En ella [La Palabra] estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres; la luz brilló en las tinieblas, y las tinieblas no pudieron vencer sobre ella [sobre La Palabra]. 

   Esa Palabra – continúa el autor inspirado de la Primera Carta de Pedro – es el Anuncio que el Señor Jesús Cristo nos ha proclamado y que es Jesús Cristo mismo. De manera que, en nosotros, no hay nada que podamos ofrecerle al Señor Dios, nada sino, desde luego, lo que somos, y lo que somos es: flores que se mueren y caen o hierba que se mustia y se seca. Todo eso, no obstante, cambia hermosa y dramáticamente, y debiera cambiar substancialmente, cuando Jesús Cristo, cuando Su Palabra, cuando Su Anuncio que es Él mismo se siembra en nosotros. Entonces, si permitimos que Jesús Cristo vivo se siembre en nosotros, en nosotros, como resultado de esa siembra habrá algo inmenso que sí podremos ofrecer y entregar al Señor Dios. Ese algo inmenso es el Jesús Cristo que el Espíritu Santo haya ido formando en ti y en mí por el dinamismo y poder del Anuncio, por el dinamismo y poder de la Palabra. 


4 de septiembre de 2016

JUDAS ISCARIOTE

Juan 13, 1-2

"Es el día antes de la fiesta de Pascua. Jesús sabe que ya es hora de pasar de este mundo al Padre. Ha amado a los suyos que están en el mundo, pero ahora, en esta ocasión, les muestra su amor al máximo.  Están comiendo. El diablo ya ha puesto en la mente de Judas Iscariote, hijo de Simón, que traicione a Jesús."  


Amados: Jesús sabe quien está, en estos precisos momentos, llevando a cabo SU TRAICIÓN. Por eso afirma aquello de que NO TODOS QUERÍAN ESTAR "PURIFICADOS".

¡JUDAS, "Ó PRODÓTES: ό προδότης": JUDAS ISCARIOTE, EL TRAIDOR, ESTÁ AHÍ, EN LA CENA SAGRADA, ENTRE ELLOS!

Termina de lavarles los pies, se coloca el manto que se había quitado y se reclina  de nuevo a la mesa.

Les dice: "Yo suplico a MI PADRE por ustedes para que entiendan que así como YO, el Maestro y Señor, tengo la llamada y responsabilidad de SANTIFICARLOS, de PURIFICARLOS que entiendan, también, que PURIFICADOS, ustedes me representarán SANTIFICÁNDOSE UNOS A OTROS con la vida santa que vivan y, así en SANTIDAD y viviendo MI VIDA, contagiarán, poco a poco, a TODO EL MUNDO. Si comprenden y viven eso, serán dichosos. SIN EMBARGO, NO puedo hablar de todos ustedes cuando ASEGURO que serán dichosos, ¡NO!, porque YO SÉ que, aunque los he llamado a todos, también SÉ a quién de ustedes no puedo elegir. Al fin y al cabo, dice LA ESCRITURA [Salmo 41, 10], que uno de mis íntimos, el que comparte conmigo los alimentos en MI MESA, ¡ése me está zancadilleando en estos momentos, ése me está echando, ahora  mismo, la zancadilla!"

E, inmediatamente, después de decir esto, Jesús se estremece profundamente en Su espíritu y dice a todos: "Con absoluta certeza, les aseguro que UNO de ustedes ME TRAICIONARÁ – paradósei me: παραδώσει με, - ME TRAICIONARÁ. 

Entonces LOS DISCÍPULOS, PERPLEJOS, se miran unos a otros porque, a la verdad, ellos NO saben ni ¿de qué está hablando? Ellos NO saben ni por quién ni por qué lo dice.

Pero, de pronto, comienzan a mirarse UNO a OTRO ante la posibilidad de estar entendiendo LO INCREÍBLE, INDECIBLE y ABSURDO que afirma Jesús. Ninguno de ellos se percata de nada y, por tanto, ninguno sospecha de nadie ni siquiera del "PRODÓTES: ό προδότης: DEL TRAIDOR, ¡JUDAS ISCARIOTE!

Hondamente entristecidos y sin tener la menor idea de ¿quién podría ser "Ó PRODÓTES: ό προδότης : EL TRAIDOR?, todos – con inclusión del "Ó PRODÓTES: ό προδότης : DEL TRAIDOR – todos vuelven su mirada a Jesús y Le pregunta cada uno a Jesús: "¿Acaso soy yo, Señor, soy yo?"

"¡ES UNO DE LOS DOCE!", les da por respuesta Jesús. En medio de la mesa hay una jofaina con agua en la que todos, antes de proceder con LA CENA, debían colocar sus manos para lavarlas mejor. Desde donde están reclinados, se acercan más a la mesa y todos – de dos en dos o tres – meten sus manos en la jofaina para cumplir con lo establecido.

Tal parece que "Ó PRODÓTES: ό προδότης : EL TRAIDOR, JUDAS ISCARIOTE espera a que Jesús meta Sus manos para él, JUDAS ISCARIOTE, meter las suyas. Aprovecha el instante y, en su hipocresía y, a media voz, le dice a Jesús: "NO SERÉ YO, ¿VERDAD, RABBÍ?" Jesús, en voz baja, le responde: "SÍ, ¡ERES TÚ!" Se termina el lavar de las manos. Sin embargo y, mientras tanto, el ambiente se vuelve más tenso e intenso. 

Amado, amada: ¿Acaso eres tú quien Le traicionará hoy?


28 de agosto de 2016

LA MUERTE SEGUNDA

Daniel 7, 11-14

   »Yo estaba mirando, atraído por las cosas tan arrogantes que el cuerno pequeño decía; y mientras estaba mirando, mataron al monstruo y lo despedazaron, y luego lo echaron al fuego para que se quemara. También a los otros monstruos se les quitó el poder, pero los dejaron seguir viviendo hasta que les llegara su hora.

   »Yo seguía viendo estas visiones en la noche. De pronto: alguien parecido a un hijo de hombre,

el cual fue a donde estaba el Anciano; y le hicieron acercarse a él.

Y le fue dado el poder, la gloria y el reino, y gente de todas las naciones y lenguas le servían.

Su poder será siempre el mismo, y su reino jamás será destruido.


Amados: Como ya les he dicho, el Nuevo Testamento derivó LA IMAGINERIA, EL LENGUAJE FIGURADO del Libro de Daniel y de otros pasajes apocalípticos del Antiguo Testamento. El Nuevo Testamento – y, sobre todo el JUAN DE REVELACIÓN APOCALIPSIS, – encontró esa IMAGINERIA, ese lenguaje figurado, lo encontró, lo aplicó y lo ajustó a sus propios conceptos y lo transformó – inspirado por el Espíritu Santo – lo transformó en el proceso de aplicarlo. El LENGUAJE DE REVELACION es como un MARCO complejamente elaborado que enmarca unos acontecimientos  MUY SENCILLOS, a saber: que Jesús VOLVERA y nadie sabe cuándo: Mateo 24, 35-36: "El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán. Mas de aquel día y hora, nadie sabe nada, ni los ángeles de los cielos, ni el Hijo, sino sólo el Padre." 

Amados: El marco elaborado de LA IMAGINERIA, del LENGUAJE FIGURADO enmarca unos eventos muy sencillos, les dije: JESÚS RESUCITADO VOLVERA; la historia llegará a su fin; el JUEZ, REY y SEÑOR JESUS emitirá Su juicio y declarará que: Dios y los Suyos – Su EKKLESIA – han quedado vindicados, que LA OBRA DEL MESIAS está históricamente consumada, que EL MAL ha sido exterminado y LA NUEVA JERUSALEM DE LA GLORIA de Dios con los SUYOS ya está en vigor. Queridos: ¡LA VIDA CON EL SEÑOR ES MUCHO MAS SENCILLA de cómo nos la han pintado – incluso quienes nos la han pintado de buena fe.

Agustín de Hipona (San Agustín) – siglo cuarto y quinto después de Jesús – fue quien le dio EL GOLPE DE MUERTE a la creencia de los MIL AÑOS. Agustín, en un tiempo, había creído en el MILENARISMO, pero se dio cuenta de que la imagen de los MIL AÑOS a lo que se refiere es al tiempo entre el NACIMIENTO del Redentor JESUS hasta LA PARUSÍA, hasta que Él vuelva. ¡ES UN TIEMPO CUYA DURACION NADIE CONOCE sino EL DIOS ALTÍSIMO! Durante este tiempo [entre el Nacimiento del Mesías y su Retorno glorioso en la Parusía – y nosotros somos privilegiados de vivir en este tiempo – ] durante este tiempo, Jesús reinará – como está haciéndolo – como Señor de SU EKKLESIA, de SU EKKLESIA MOVIDA POR EL ESPIRITU SANTO y quienes le sigamos AL ESTILO DE COMO ÉL NOS HA ENSEÑADO y movidos por el Espíritu Santo que Él y el Padre nos enviaron, ya DISFRUTAMOS – ahora y aquí – DE LA PRIMERA RESURRECCIÓN, como CRIATURAS NUEVAS. Si vivimos esta existencia, PERSEVERANDO como CRIATURAS NUEVAS, como RESUCITADOS no tenemos que temer a "la muerte segunda". Cuando pasemos de esta existencia – y, porque vivimos en ella RESUCITADOS – seremos, inmediatamente, RESUCITADOS con un nuevo cuerpo RESUCITADO como el de Jesús Resucitado y pasaremos, con Jesús Resucitado, a la gloria del Padre. La "muerte segunda" es la de aquéllos que al pasar de esta existencia a la otra: MUEREN PARA SIEMPRE [de ahí la expresión: "muerte segunda"] porque existirán en UNA ETERNIDAD SIN DIOS por NO HABER VIVIDO – RESUCITADOS – EN ESTA EXISTENCIA. 


21 de agosto de 2016

EL MORADOR PERMANENTE

Romanos 11, 17-32

   "…ustedes llegaron a formar parte del pueblo de Dios, y así recibieron la vida eterna. Pero no vayan a creerse mejores que los judíos que fueron reprobados. Recuerden que ustedes han recibido esa vida gracias a ellos, y no ellos gracias a ustedes."


Amados: Los romanos que se abrazaron a Jesús Cristo experimentaron la BENEVOLENCIA, LA BONDAD, LA GRACIA del Señor – JESÚS CRISTO – y fueron fieles a esa GRACIA, a esa BONDAD, a esa BENEVOLENCIA. Los romanos aceptaron y recibieron [lo hizo el Pueblo elegido al principio cuando por vez primera aceptó a Yahweh], los romanos aceptaron y recibieron LA GRACIA "ACTUAL" que les dio el Señor para que pudieran conocerle y rendirse a JESÚS CRISTO por vez primera. 

La Gracia "actual" es la luz y la fuerza, la ayuda sobrenatural, que el Señor da en "el momento actual", en "el momento presente", para que, en el momento actual, en el momento presente [que sucede ahora, NO luego, ahora], para que, en el momento actual, presente, Él pueda lograr el propósito o los propósitos que Él se propone con uno en el momento actual, presente.

Por ejemplo: En este preciso momento, en "este momento actual, presente", el Señor está dando a cada uno de nosotros LA GRACIA ACTUAL para lograr los propósitos que Él se propone conmigo y con cada uno de nosotros durante "este momento" en ESTE momento, en ESTE MOMENTO PRESENTE.

¿Cuáles propósitos se está proponiendo el Señor conmigo y contigo  en ESTE momento, en ESTE MOMENTO PRESENTE? ¡No los sé! ¡No los sabes! Pero, ¡ÉL LOS SABE! 

Por eso, ¡NO PODEMOS dejar pasar este momento presente cuando el Señor está dando a cada uno de nosotros SU GRACIA ACTUAL! 

 NO sabemos cuáles son los propósitos específicos del Señor pero, TODOS tienen que ver con CONOCERLE con mayor profundidad, con AMARLE con mayor enamoramiento, con VIVIRLE con mayor intensidad, y ANUNCIARLE con mayor fidelidad a partir de haberle CONOCIDO, y COMENZADO A AMAR y A VIVIR y A ANUNCIAR auténticamente. Ésa fue la llamada del Señor a los judíos, esa fue la llamada del Señor a los romanos, y ésa es la llamada de Señor a nosotros.

Los judíos – miles de años atrás – recibieron esa GRACIA ACTUAL y, al principio la honraron con su respuesta, Éxodo 19, 6: "Ahora, pues, si de veras escuchan mi voz y guardan mi alianza, ustedes serán mi propiedad personal entre todos los pueblos, porque es mía toda la tierra. Serán un pueblo sagrado, un reino sacerdotal…,"  y Deuteronomio 7, 6-7: "Porque tú eres un pueblo consagrado a tu Dios. Él te ha elegido a ti para que seas el pueblo de su propiedad personal entre todos los pueblos que hay sobre la faz de la tierra. Si el Señor se enamoró de ustedes y les eligió no fue por ser ustedes más numerosos que los demás – porque son el pueblo más pequeño...". El Pueblo honró el pacto por un tiempo y, mientras lo hizo, en el Pueblo HABITABA el Dios santísimo como morador permanente.

A ese "HABITAR PERMANENTE", a esa "MORADA PERMANENTE" de Dios en uno se le conoce como "GRACIA HABITUAL" o "GRACIA SANTIFICANTE". Esta GRACIA HABITUAL se distingue de la "GRACIA ACTUAL". La "ACTUAL" la otorga el Señor como LUZ y FUERZA para "el momento actual, presente", de manera que el Señor pueda lograr Sus propósitos con uno en "el momento presente". LA GRACIA HABITUAL o SANTIFICANTE llega a la vida de uno con carácter permanente, intrínseco, inherente al ALMA, inherente a la mente, a la voluntad y al sistema nervioso de modo que NOS HACE PARTÍCIPES DE LA NATURALEZA DIVINA. Por LA MORADA PERMANENTE de la GRACIA HABITUAL, la naturaleza humana nuestra queda DIVINIZADA.

Es imprescindible comprender ¡que SIEMPRE y CADA VEZ que hablamos de "GRACIA" estamos hablando de LA PERSONA DIVINA QUE ES JESÚS CRISTO!

La GRACIA ACTUAL, la Gracia del momento actual, del momento presente, es un "TOQUE", DIVINO que el Señor nos otorga en el momento presente porque EN EL MOMENTO ACTUAL, PRESENTE quiere lograr, de inmediato, "algo" en nosotros. Ese "TOQUE" es el "TOQUE" de JESÚS CRISTO, de nadie más.

¡ANTES DE NACER EL MESÍAS, EL MESÍAS HABÍA LLEGADO CON SU "TOQUE" DIVINO A LOS JUDÍOS! ¡JESÚS LES HABÍA TOCADO CON SU PERSONA DIVINA ANTES DE QUE SE LE LLAMARA "JESÚS" A JESÚS! 

Los judíos – en un principio, miles de años atrás – habían sido "TOCADOS" por JESÚS CRISTO quien es la GRACIA ACTUAL, SIN tener la menor idea de que QUIEN LOS TOCABA era EL HIJO ETERNO DE DIOS, el SALVADOR, que nacería miles de años después en Betlem de Judea y a quien llamarían: JESÚS, que quiere decir "SALVADOR". Juan 1, 2-4: "Él estaba en el principio con Dios.Por medio de él, Dios hizo todas las cosas; nada de lo que existe fue hecho sin él. En él estaba la vida, y la vida era la luz de la humanidad." Fue Jesús Cristo – la Persona Divina y Eterna, el Unigénito del Padre – quien llegó a los judíos como GRACIA ACTUAL para tocarlos e invitarlos a ser el Pueblo escogido.

Pero, JESÚS CRISTO no se limita a "TOCAR", a "TOCARNOS" en "el momento actual, presente" y nada más. ÉL quiere MORAR en nosotros. JESÚS CRISTO no se limita a "mojarnos" o a darnos de beber un poco de agua en "el momento actual presente" y nada más. ÉL quiere lo que quiso con la Samaritana, Juan 4, 14: "Quien beba del agua que yo le daré no tendrá sed jamás, pues el agua que le daré se convertirá dentro de él en manantial que brota dando vida eterna."  

La GRACIA HABITUAL o SANTIFICANTE es LA PERSONA MISMA DE DIOS que quiere HABITAR, MORAR en nuestras vidas como realidad permanente y dinámica. Ese "MORAR PERMANENTE" de JESÚS CRISTO que es la GRACIA HABITUAL – y la ACTUAL – ese "morar permanente" de JESÚS CRISTO nos sigue santificando en la medida que seamos dóciles al Espíritu Santo que mora en nosotros.