LA PALABRA DE DIOS PARA HOY

LA PALABRA DIOS PARA HOY

28 de febrero de 2015

EL INCAMBIABLE AMOR DIVINO

1 JUAN 4, 20

Si alguno dice: «Amo a Dios», y aborrece a su hermano, es un mentiroso; pues quien no ama a su hermano, a quien ve, no puede amar a Dios a quien no ve. 

Y hemos recibido de él este mandamiento: quien ama a Dios, ame también a su hermano.


CANTAR DE LOS CANTARES 1, 7

Son mejores que el vino tus amores, es mejor el olor de tus perfumes. Tu nombre es como un bálsamo fragante, y de ti se enamoran las doncellas. 


Amados: Podríamos preguntarnos: ¿De qué amor al prójimo se habla ahí en la carta de Juan cuando se nos advierte: "Si uno dice que ama a Dios y no ama al prójimo, es un mentiroso"? Alguien podría alegar que se trata de amar al prójimo ¡con el amor que Dios ha colocado en nuestros corazones! ¡Y sería verdad pues fuera de Dios NO HAY AMOR QUE VALGA! Y esto lo ha hecho diáfano el Señor en lo que nos ANUNCIA. Además, nos lo afirma el Espíritu Santo en 1 Jn 4, 9 cuando nos declara que: "Dios envió a Su hijo para que vivamos por medio de Jesús Cristo". Pero, amados: Si alguien te dijera que hay que amar a los demás con el amor que Dios ha colocado en nuestros corazones [hasta ahí vamos bien ] PERO QUE ESE AMOR NO INCLUYE ni TIENE NADA QUE VER NI SE RELACIONA EN NADA con el amor entre PAPÁS e HIJOS o el amor ENTRE HERMANOS o el amor ENTRE ESPOSO y ESPOSA o el AMOR QUE SE EXPRESA EN UNA RELACIÓN – aprobada por Dios, desde luego – RELACIÓN LEGÍTIMA SENSUAL-SEXUAL  por que  y que eso sería REBAJAR o ULTRAJAR EL AMOR DE DIOS: ¡ese, esa alguien no estaría dando en lo cierto!  Ya te lo dije: ¡En el CANTAR DE LOS CANTARES, el Espíritu Santo, nos habla primera y literalmente del AMOR TODO ABARCADOR y DEL AMOR SENSUAL-SEXUAL ENTRE LOS ESPOSOS! Pero, también sabemos que: FUERA DEL SEŇOR, ¡NO HAY AMOR QUE VALGA!

Vale también decir que ese AMOR INMENSO DE DIOS se manifiesta y puede cumplirse bella y maravillosamente – por intención del mismo Dios – en el amor de marido y mujer, en el misterioso descubrimiento uno del otro; en el darse del uno al otro sin completamente perderse ninguno de los dos aun cuando se realice la plenitud en la unión. De esto trata – en primer lugar – el CANTAR DE LOS CANTARES: el extraño salir de sí de él, de ella, el éxtasis, para encontrarse en el otro, en la otra; la fuerza creadora que surge de la unión, el poder fecundo, el momento – por decirlo así – eterno. Se unen dos – que una vez fueron extraños – y se vuelven UNA SOLA COSA: misterio que engendra ansia, gozo y victoria sobre el temor: 1 Jn 4, 18: "No hay temor en el amor, sino que el amor perfecto expulsa el temor…" Es gran pena que la unión entre un hombre y una mujer CASI NUNCA se desarrolle en la base sólida del AMOR INCAMBIABLE DIVINO. Muchas veces comienza con Dios, pero raras veces se desarrolla en Él. 


24 de febrero de 2015

VIDA DE RESUCITADO

JUAN 12, 9

Muchos de los judíos se enteraron de que Jesús estaba en Bethania y fueron allá no sólo para ver a Jesús sino también a Lázaro, a quien Jesús había resucitado. 


Amados:  Antes de su muerte y resurrección, LÁZARO había sido tan sólo bueno, tan sólo honesto, sano, tan sólo observante de la Ley y la Religión, PERO ¡AÚN NO ERA NI PODÍA SER TESTIGO!  Sin embargo, después de SU EXPERIENCIA PERSONAL de muerte, sepultura y resurrección, ¡LÁZARO NO PODÍA CONTENERSE ni REFRENARSE ni REPRIMIRSE! En virtud de LA NUEVA VIDA que había recibido y estaba viviendo, ¡LÁZARO no podía sino SER TESTIGO!

¡No es que LÁZARO se dijo –  un cierto día "sábado" [como lo hacen otros supuestos "testigos"], no es que LÁZARO se dijo: "Hoy, 'sábado', voy a ir, maletín en mano, Biblia bajo el brazo, y "carifresco", a golpear inoportunamente a las puertas de Bethania para recitar versos del Pentateuco y hablar de "JÉSHUA"! ¡NO! Tampoco tomó Lázaro un curso intensivo en "cómo ganar 'almas' para Cristo ni mucho menos memorizó versos claves del Antiguo Testamento para dejar boquiabiertos a los que le escuchasen. ¡NO! ¡Es que LÁZARO no podía contenerse; no podía reprimirse; no podía refrenarse! ¡En él brotaban, ahora, "ríos de agua viva"! ÉL ERA "TESTIGO", "TESTIGO GENUINO". Y, LO ERA PORQUE VIVÍA ¡VIDA DE RESUCITADO! Y, de todas partes, venía la gente a palpar EL MILAGRO de un hombre – LÁZARO – que había pasado de LA MUERTE a LA VIDA y que estaba viviendo UNA VIDA NUEVA EN JESÚS CRISTO, EL SEÑOR! 

¡LÁZARO era "TESTIGO AUTÉNTICO" NO por su TESTIMONIO ORAL nada más [a lo que se limitan muchos] SINO porque estaba viviendo ¡UNA VIDA NUEVA! ¡LÁZARO era un "TESTIGO GENUINO" del que el Señor Jesús podía – ciertamente – admirarse y enorgullecerse porque cuando LÁZARO estaba "muerto" en su religiosa oscuridad, Jesús Cristo LO LLAMÓ a LA LUZ, Juan 14, 43:"¡LÁZARO, SAL AFUERA!" y LÁZARO, dócil  y obediente, se separó de las tinieblas!


21 de febrero de 2015

UN NUEVO NACER

1 Pedro 1, 23

"…Pues ustedes han sido regenerados, no de semilla corruptible, sino por LA PALABRA incorruptible y permanente del Dios vivo."


Amados: El Señor nos llamó y nos escogió no sólo a VIVIR SU PALABRA, SU ANUNCIO que es ÉL MISMO sino que nos llamó a PROCLAMAR SU ANUNCIO, a sembrar SU PALABRA, que es ÉL MISMO, en la vida de los nacidos de padres humanos [tu esposa, tu esposo, tu papá, tu mamá, tus hijos, tus hermanos, los otros] para que ésos puedan – en virtud de ESA PALABRA sembrada y que es JESÚS CRISTO – para que ésos puedan NACER DE NUEVO y DE DIOS a una vida que NO TERMINA. El "nacer" de padres humanos tan sólo te concede el privilegio de ser "hierba" y "flor del campo", pero inevitablemente, la "hierba" se agosta, se asura, se quema y la "flor del campo" se marchita y se seca. Se requiere que los nacidos de padres humanos experimenten OTRO NACIMIENTO si es que aspiran a ser "más que hierba seca" o "flor marchita", si es que aspiran a una vida PERMANENTE, a una vida que NO ACABA. ¡ESA VIDA SE LLAMA 'JESÚS CRISTO' que es EL ANUNCIO, que es LA PALABRA! ¡GLORIA  AL SEÑOR JESÚS, LA PALABRA!


Si has comprendido en algo lo que acabo de ANUNCIARTE, entonces habrás comprendido, también, que para que tú [o yo], que para que TÚ PUEDAS SER ÚTIL y EFICAZ en el cumplimiento de esa llamada que tú has recibido de proclamar EL ANUNCIO del Señor y de sembrar SU PALABRA – que es JESÚS CRISTO MISMO – en la vida de otros [entre ellos tu familia inmediata], es imprescindible que – de hecho y sin sombra de duda – es imprescindible, indispensable que TÚ HAYAS EXPERIMENTADO ESE "NUEVO NACER", es esencial que TÚ SEAS ¡PERSONA NUEVA y que estés dispuesto y dispuesta y te hayas decidido a VIVIR A ESA ALTURA! De otra manera, mi ministerio o tu función de "SERVIDOR" o "ayudante de servidor", o tu función de "HERALDO" o "ayudante de heraldo", o tu función como "PIEDRA VIVA y dinámica" del PUEBLO DE DIOS, de LA  EKKLESÍA, se volvería un "EJERCICIO EN FUTILIDAD", se volvería una "TAREA INTRASCENDENTE" veleidosa y frívola. 

17 de febrero de 2015

AYÚDATE QUE DIOS TE AYUDARÁ

Juan 5, 5-6

Entre ellos, estaba un hombre que llevaba treinta y ocho años enfermo. Jesús lo vio acostado y sabiendo que llevaba así mucho tiempo, le dice:   "¿Quieres curarte?" 


Amados: Por la respuesta del enfermo en el verso 7 de Juan 5: "No tengo a nadie que me meta en el estanque cuando se agita el agua. En lo que llego yo, alguien ya se me adelantó," por esa respuesta que da A JESÚS el enfermo, se saca en limpio que la cantidad de agua de cada chorro era muy limitada y sólo se aprovechaban de ellos los primeros que se allegaban a las aguas.

Les explico, el estanque, la alberca está llena de agua. El agua está tranquila, "posada", por decirlo así, estancada pero, de súbito, borbotea y se mueve. En ese instante cuando se agitaba el agua y se esparcía el diminuto oleaje por el estanque, era que supuestamente las aguas tenían virtud curativa. ¡Fuera de eso NO!

En ese momento, los enfermos se allegaban al estanque para tocar o meterse en las aguas y así aprovechar el movimiento supuestamente sobrenatural de las aguas. El primero o los primeros  y – según la superstición – el primero o los pocos primeros que se allegasen a las aguas para meterse en ellas o, al menos, tocarlas tan pronto ocurría la agitación de las aguas [la que duraba unos pocos segundos] era que se curaban de sus dolencias el que o los pocos que se acercaban al agua.

Por la respuesta que Le da el INDIVIDUO a JESÚS cuando JESÚS le pregunta si quiere sanarse: "Es que NO tengo a nadie que me meta en el estanque..", por la respuesta yo me pregunto ¿cómo es posible que este INDIVIDUO impedido durante 38 largos años…cómo es posible que este individuo NO haya ideado, inventado, ingeniado, concebido, conceptuado, imaginado y puesto en acción un modo – cual fuera – de acercarse a las aguas o de "gritar" a quien fuera para que lo metiera en las aguas o que se mantuviera al borde del estanque en espera para zambullirse cabeza abajo dentro del estanque y así ser tocado, mojado, empapado por las aguas supuestamente sanadoras cuando comenzaran a agitarse? ¡Que NADA hubiera hecho durante 38 años…NADA! ¡ESO ES CASI MASOQUISMO! ¡ESAS NO son GANAS NI mucho MENOS, ANSIAS de RESTAURARSE! ¡YO NO ESPERARÍA 38 AÑOS! ¡YO HUBIERA SACADO FUERZA DE DONDE NO TENGO PARA TRATAR, por lo menos, DE RESOLVER MI PROBLEMA! A no ser, hijo, hija tan amados, que en cierto modo ESE INDIVIDUO se sintiera morbosamente complacido en su condición. Hay personas que quieren que el Señor las rehabilite, las cambie, HAGA ALGO EN SUS VIDAS, pero ¡NO HACEN NADA DE SU PARTE! ¡Uno de los apotegmas, de los dichos, proverbios de mi progenitora a otros era: "¡Ayúdate que Dios te ayudará!" Y, ¡ES VERDAD! Se requiere que hagamos nuestra parte. Muchos enfermos con dolencias físicas crónicas se acostumbran a que OTROS les hagan las cosas, sin que ellos tengan que hacer nada y, subconscientemente, prefieren estar enfermos pues temen a enfrentarse a las responsabilidades de la vida si es que estuviesen sanos. Otros enfermos con dolencias morales: fornicadores, idólatras, mentirosos, lujuriosos, hechiceros, buscapleitos, envidiosos, ambiciosos, ladrones, borrachones, engañosos, arrogantes, prostitutos – ellos y ellas – argumentan que ansían que el Señor les ayude a cambiar y a transformarse, pero allá adentro de ellos, les gusta, les satisface, se complacen EN VIVIR SU ESTILO  DE VIDA, UNA VIDA DESPRECIABLE, VIL, MISERABLE. Son gente torcida, pandeada, encorvada que quiere que el Señor les haga derechos y rectos….¡PERO LES GUSTA y SE EMPEÑAN EN SER TORCIDOS! En su cobardía y falta de carácter, ¡les es más fácil seguir siendo mentirosos, engañosos, lujuriosos, ladrones, arrogantes, prostitutos! Por tanto, sus intenciones de cambiar NO SON verdaderas y, por lo mismo, desprecian o desperdician LA GRACIA, LA LUZ y LA  FUERZA que el Señor, continuamente, quiere darles.   


14 de febrero de 2015

UNA PERFECTA CRUZ

1 JUAN 4, 8-9

Quien no ama no ha conocido a Dios, porque Dios es Amor. 

En esto se manifestó el amor que Dios nos tiene; en que Dios envió al mundo a su Hijo único para que vivamos por medio de Él. 


CANTARES 2,16

¡Mi amado es mío y yo soy suya, soy del pastor de azucenas!


Amados: En EL CANTAR DE LOS CANTARES, el autor, o los autores inspirados (que dicho sea de paso, uno de los posibles y reveladores fenómenos de este libro inspirado es que, quizá, tan sólo quizá, el autor o autores inspirados fueran del sexo femenino, que el autor o autores hubieran sido o una mujer o varias a quien o a quienes el Espíritu Santo inspiró para escribir el libro. Es un supuesto, nada más, pues se desconocen el autor o los autores humanos), pero – les decía, amados – que en EL CANTAR DE LOS CANTARES, el autor, o los autores humanos inspirados por el Espíritu de Dios, nos hablan del TEMA CONYUGAL. 

Dos veces lo dice San Juan en la primera de sus cartas: 1 Jn 4, verso 8 y verso 16: "DIOS ES AMOR." ¡No se ha dicho NUNCA cosa más alta de DIOS ni más alta del AMOR! "DIOS ES AMOR." ¡EL UNO ES SINÓNIMO DEL OTRO, bendito sea el Señor! Además, ¿Acaso no es el AMOR lo que ancla, estaciona y encalla al hombre a Dios? … Nos lo dice muy claramente esa Primera carta de Juan: 1 Jn 4, 16: "QUIEN PERMANECE EN EL AMOR PERMANECE EN DIOS y DIOS PERMANECE EN ÉL." 

Les pregunto, amados, a la vez que les respondo: "¿De qué amor habla Juan cuando nos recuerda que: "Quien permanece en el amor permanece en Dios y Dios permanece en Él"? Podríamos responder que Juan habla del amor purísimo a Dios y hasta podemos citar al mismo Juan en 1 Jn 4, 19: "Amemos a Dios, pues Él nos amó primero." Y tendríamos razón, pero no estaríamos dando la respuesta completa porque, por ejemplo, otro podría citar al mismo Juan en 1 Jn 4, 20 (que, por cierto, es el verso que le sigue al 19) donde dice: "Si uno dice que ama a Dios y no ama al prójimo, es un mentiroso." En ese verso ya se introduce el tema del "amor al prójimo, el amor al otro, a la otra". Noten: inseparables se encuentran el AMOR VERTICAL DE DIOS PARA EL SER HUMANO y del SER HUMANO PARA DIOS y, por otra parte, EL AMOR DE DIOS QUE SE MUESTRA EN LÍNEA HORIZONTAL ENTRE LOS SERES HUMANOS. ¡Ese AMOR forma UNA PERFECTA CRUZ! Amados: En la Cruz, Jesús el Señor – desde Su Cabeza Señorial al NORTE hasta  Sus benditos pies al SUR – hace fluir UN AMOR VERTICAL QUE, desde nuestra tierra SUREŇA lleva a Dios las súplicas filiales nuestras y desde el Cielo NORTEŇO hace llegar a nosotros la perfecta respuesta Paternal de nuestro Dios, ¡Aleluya, Aleluya, Aleluya! Y desde esa misma Cruz, Jesús – con Sus brazos extendidos de ESTE a OESTE – abraza a la Humanidad con UN AMOR REDENTOR que impulsa a la Humanidad a expresarse, unos a otros, el AMOR de DIOS y Sus TESOROS DIVINOS. 


11 de febrero de 2015

POEMAS DE AMOR

CANTAR DE LOS CANTARES 1, 2-3
La amada:
¡Que me bese con los besos de su boca! 
Son mejores que el vino tus amores, es mejor el olor de tus perfumes. Tu nombre es como un bálsamo fragante, y de ti se enamoran las doncellas. 


Amados: Uno de los libros más hermosos y, a la vez, más controversiales en LA PALABRA DE DIOS, es el Cantar de los Cantares. Inspirado por Dios y escrito, posiblemente, alrededor de los siglos sexto o séptimo antes de Jesús, el Cantar de los Cantares, más que un libro es UNA COLECCIÓN – inspirada por el Espíritu Santo de Dios – COLECCIÓN DE CANCIONES DE AMOR ENTRE UN HOMBRE, el AMADO y UNA MUJER, SU AMADA. Esta colección de cánticos de amor – por intención expresa del AUTOR DIVINO: DIOS – tiene por propósito divino, en primer lugar: ELOGIAR y CANTAR EL AMOR HUMANO-SENSUAL ENTRE UN ESPOSO y UNA ESPOSA – y segundo – para de ahí SALTAR AL AMOR DIVINO y EMPÍRICO [EXPERIMENTADO] ENTRE EL ESPOSO, YAHWEH y SU "KeHAL" [ en lengua hebrea ] y SU "KeHAL", SU PUEBLO es decir: ENTRE EL ESPOSO, DIOS y SU EKKLESÍA y más claramente, LA RELACIÓN DE AMOR ENTRE EL SEŇOR, NOVIO-ESPOSO DIVINO JESÚS, EL AMADO y SU NOVIA-ESPOSA, LA AMADA: LA EKKLESÍA:  SU NOVIA Y ESPOSA que somos cada uno de nosotros, sus templos vivos.
Cuando se lee el CANTAR DE LOS CANTARES – fuera de su contexto bíblico, es decir: SIN TOMAR EN CUENTA DE QUE ES PARTE DE LA PALABRA DE DIOS – es posible que alguien se asombre y, hasta, se escandalice por dos cosas: primero, por lo que el LIBRO contiene y segundo, por lo que NO incluye.
Antes de seguir hablándoles en el nombre y la Persona del Señor déjenme recalcarles que el libro inspirado: EL CANTAR DE LOS CANTARES es, sin duda alguna, una colección de POEMAS DE AMOR del Pueblo Hebreo en los que SE CELEBRA LA EXPERIENCIA DEL AMADO EN RELACIÓN A SU AMADA o, más bien, DE LA AMADA EN RELACIÓN AL AMADO, relación en la que ambos saborean la belleza, el poder, la agonía y el gozo del amor humano y sensual. 
Quien se acerque al libro del CANTAR DE LOS CANTARES sin criterios honestos y abiertos o sin algún grado de profundidad o de espiritualidad, muy bien podría escandalizarse y hasta preguntarse: ¿Cómo es que un libro tal se considere parte de la Sagrada Escritura?
A simple vista, parecería que ése o ésa tuviese razón. Pero, amados, ¡ES TAN SÓLO: A SIMPLE VISTA! Al leer EL CANTAR NO vamos a encontrar referencias directas ni a la LEY, ni a la GRACIA, ni al PECADO, ni a la ORACIÓN, ni a la SALVACIÓN. Es más no se encuentra en el Cantar de los Cantares ni una sola clara referencia a Dios, el Señor. Usualmente ni tú ni yo nos topamos con problema alguno al leer el CANTAR DE LOS CANTARES pues, tú y yo, al leer LA PALABRA DE DIOS, nos acercamos a ella EN LA CONFIANZA PLENA y ABSOLUTA de que es, aleluya: ¡LA PALABRA DE DIOS! ¡Y, de hecho, LO ES!