LA PALABRA DE DIOS PARA HOY

LA PALABRA DIOS PARA HOY

21 de diciembre de 2014

DIOS ES GRACIA

Evangelio de Lucas 1, 11-15

De pronto, un heraldo de Dios se le apareció a Zacarías al lado derecho del altar. Cuando Zacarías vio al ángel, tuvo mucho miedo y no supo qué hacer. Pero el heraldo del Señor le dijo:

'¡No tengas miedo, Zacarías! Dios ha escuchado tus oraciones. Tu esposa Isabel tendrá un hijo, y lo llamarás Juan. Su nacimiento te va a hacer muy feliz, y muchos también se alegrarán. Tu hijo va a ser muy importante ante Dios. No tomará vino ni licor, y el Espíritu Santo estará con él desde antes de que nazca.


Amados: El nombre que el heraldo del Señor exige a Zacarías – que ponga al hijo que le regalaba – era JUAN, que quiere decir: DIOS ES GRACIA. Pero, LA GRACIA DE DIOS es DIOS MISMO y se llama ¡JESÚS CRISTO!, JESUS CRISTO, cuyos caminos Juan allanaría. ¡Juan era LA VOZ! ¡JESÚS CRISTO fue y es y será LA PALABRA! Juan Anunció el reinado de Dios. ¡JESÚS CRISTO ES EL REY! Juan bautiza con agua. ¡JESÚS CRISTO con Espíritu Santo y Fuego! Juan preparó para Jesús los caminos. ¡JESÚS CRISTO fue, es y será EL CAMINO! Juan es el mejor amigo del Novio. ¡JESÚS CRISTO ES EL NOVIO! Juan fue el último gran profeta del Antiguo Pacto, de la Antigua Alianza. ¡JESÚS CRISTO ES EL UNICO PROFETA! Juan fue fruto de un milagro. ¡JESÚS CRISTO ES QUIEN ÚNICAMENTE LOS OBRA PORQUE ÉL ES MÁS QUE MILAGRO!

Y, JESÚS CRISTO obra – lo que sea que quiera obrar – en quien JESUS CRISTO encuentra FIDELIDAD PERSEVERANTE, LEALTAD VALIENTE y, sobre todo, UN CORAZON que, sin prisa y humilde, escucha Sus susurros, Sus insinuaciones, Su querer, Sus regaños, Sus rosas o espinas, Sus canciones o Su martillo. 

Con frecuencia anhelamos escuchar al Señor Dios. Y podemos lograrlo, hijo, hija queridos, si con fidelidad perseverante, si con valiente lealtad y, en particular, con un corazón humilde, sin prisa y sin ajoro, si nos damos a ESCUCHARLE – A ÉL – EN LA TANTA PALABRA que sigue ANUNCIANDONOS. 

En la obra teatral, "Saint Joan", de George Bernard Shaw, el dramaturgo irlandés de siglos 19 y 20, la protagonista, Juana, de apellido Arco, escucha LA VOZ de Dios. El "Delfín", "LE DAUPHIN", que era el título que se daba al primogénito o sucesor del rey de Francia, el "Delfín" está sumamente perturbado, molesto, con la santa joven, Juana, y el "Delfín" le dice: "Tus voces, tus dichosas voces. Y, ¿por qué NO llega a mí esa voz de Dios? Al fin y al cabo, ¡YO SOY EL REY, NO TU!"

La buena y santa muchacha – en el drama de Bernard Shaw – con respeto y humildad, le responde al "Delfín": "¡La voz de Dios llega a ti, Majestad, pero tú NO la escuchas! Nunca has sacado tiempo para sentarte, por las tardes, en algún lugar de la campiña y escuchar Su voz. Tú, Majestad, cuando escuchas el toque de campanas anunciando el "ANGELUS", lo que haces es la señal de la Cruz y continúas tu vida como si nada. Ahora, si oraras al Señor con todo tu corazón de manera que lograras seguir escuchando el repicar de campanas aun después de que se hubieran repicado, entonces escucharías la Voz de Dios. La escucharías tan clara, como yo la escucho."

Amados: Al estilo como aconteció con Zacarías y con los humildes, el Señor nos habla repetidas veces al día y quiere realizar grandes obras  en cada uno y por de mí y DE TI, pero lo logra en quien ÉL encuentra FIDELIDAD PERSEVERANTE, LEALTAD VALIENTE y, sobre todo, UN CORAZÓN blandito, tierno, dócil, que, sin prisa, sin apresuramiento y, a la vez, humilde, escucha Sus susurros, Sus insinuaciones, Su querer, Sus mimos, Sus correcciones, Su  "fuete".un corazón, humilde y manso para darse cuenta de ÉL, del SEÑOR y, dócil para aceptar SU GUIA, GOBIERNO y DIRECCION.

Con frecuencia anhelamos escuchar al Señor Dios y que obre en nuestra vida. Y, podemos lograrlo, podemos gozarnos de ese inefable privilegio si con fidelidad perseverante, si con valiente lealtad y, en particular, con un corazón humilde, sin prisa y sin ajoro, si nos entregamos a ESCUCHARLE – A ÉL – EN LA TANTA PALABRA que sigue ANUNCIANDONOS.


18 de diciembre de 2014

EL AÑO 37

Mateo 2, 11-12 y verso 16

Cuando entraron en la casa, vieron al niño con María, su madre, y se arrodillaron para adorarlo. Abrieron los cofres que llevaban y le regalaron al niño oro, incienso y mirra.

Dios les avisó a los sabios, en un sueño, que no volvieran al palacio de Herodes. Ellos, entonces, regresaron a su país por otro camino.


VERSO Cuando Herodes se dio cuenta de que los sabios lo habían engañado, se puso muy furioso y mandó matar a todos los niños menores de dos años, que vivieran en Betlem y sus alrededores."


Amados:  El año 37 antes de Jesús, Herodes se apropió del reino de Israel cuando derrocó a Antígono, rey y sumo sacerdote de Israel. Herodes gobernó desde ese instante hasta el año 4 ANTES de Jesús que fue cuando, con casi absoluta probabilidad, Herodes murió.

Si Herodes, llamado "el Grande" muere el año cuatro [4] ANTES de JESÚS [y esos son los hechos] y es ese mismo Herodes, llamado "el Grande", quien manda MATAR a JESÚS, entonces Herodes, llamado "el Grande" NO murió antes de nacer JESÚS sino después de haber nacido JESÚS.

Pero, la verdad de los hechos es que JESÚS nació, NO cuando se dice por ahí que nació, sino unos 4, 5, 6, 7 años ANTES. Esto es algo irónico, pero JESÚS nació 4, 5, 6, 7 años ANTES de haber nacido. 

Algo de confusión cronológica surge cuando, por un error de cálculo, en el siglo SEXTO de nuestros tiempos modernos, el monje católico Dionisio el Exiguo – de buena si bien, en algo, errónea Fe – dividió el tiempo en "ANTES" y "DESPUÉS" de CRISTO [Jesús], Quien es, de hecho, PARA TI y para mí, y debiera ser para todos, EL CREADOR – de junto al Padre Dios y al Espíritu Santo Dios – el CREADOR DEL TIEMPO, del tiempo cronológico.

Relacionado a que JESÚS sea el CREADOR, con el Padre y el Espíritu, de lo que llamamos "tiempo", es bien claro lo que dice el autor del Evangelio de Juan en su prólogo del capítulo primero, versos 1 al 3; verso 10 y verso 14: 

"En el principio ya existía la Palabra; y aquel que es la Palabra estaba con Dios y era Dios. Él estaba en el principio con Dios. Por medio de él, Dios hizo TODAS las cosas. Nada de lo que existe fue hecho sin él. 

Aquel que es la Palabra estaba en el mundo; y, aunque Dios hizo el mundo por medio de él, los que son del mundo no lo reconocieron.

Aquel que es la Palabra se hizo hombre y vivió entre nosotros. Y hemos visto su gloria, la gloria que recibió del Padre, por ser su Hijo único, abundante en amor y verdad…" 

Amados: Nadie sabe cuándo comenzó ese "En el principio", cuándo comenzó lo que llamamos "TIEMPO", pero los seres humanos necesitamos algún punto de referencia y, ¿qué mejor referencia que CRISTO JESÚS, EL REY y SEÑOR y CREADOR del "TIEMPO"? ¿No es cierto? 


13 de diciembre de 2014

EL NACIMIENTO DEL REY

Mateo 2, 7-9
"Herodes mandó llamar en secreto a los sabios y averiguó cuándo había aparecido la estrella. Luego les dijo: 'Vayan a Betlem y averigüen todo lo que puedan acerca del niño. Cuando lo encuentren, avísenme. Yo también quiero ir a adorarlo.'
Después de escuchar al rey, los sabios salieron hacia Betlem. 

Amados:  A Herodes, llamado "el Grande" se le informa que el Mesías había recién nacido. Al escuchar ESE ANUNCIO, se siente amenazado y manda MATAR a todo niño varón de dos añitos de edad o menores de dos años. Calculó que, con toda seguridad, una de las víctimas de la matanza sería el Mesías, Rey de los Judíos, que había recién nacido según la información que había recibido. ¡Que murieran decenas de niñitos sería daño colateral! "Valdría bien la pena", se habrá pensado Herodes.
Juzgando por la lucha interior que se armó en Herodes al escuchar el ANUNCIO tan amenazador del nacimiento de un Rey en su territorio, la muerte de JESÚS era – para Herodes – la única solución  de asegurarse  la permanencia en el trono.
El pasaje de LA PALABRA DE DIOS, la perícopa que hemos leído juntos, lo hicimos fuera de todo el contexto. Si hubiéramos leído TODO el capítulo dos [2] de Mateo, nos hubiéramos enternecido y, a la vez y por lo menos, nos hubiésemos PERTURBADO. Y, ¡NO es para menos!
Y este ANUNCIO es, al menos, inquietante, perturbador, angustiante. Mateo 2, 7-8: "…Herodes mandó llamar en secreto a los sabios y averiguó cuándo había aparecido la estrella. Luego les dijo: 'Vayan a Betlem y averigüen todo lo que puedan acerca del niño. Cuando lo encuentren, avísenme. Yo también quiero ir a adorarlo.'"
En su contexto, Mateo 2, 7-8 cunde en trama y sospecha y celos y envidia y matanza de docenas de niñitos a quienes se les arranca de los brazos de sus mamás, niñitos varones que ya no podrán  lactar del pecho de ellas porque, sobre ellos, cayó el cuchillo homicida y la espada filosa de Herodes.

12 de diciembre de 2014

EL NACIMIENTO DEL SALVADOR

Mateo 2, 7-8: "…Herodes mandó llamar en secreto a los sabios y averiguó cuándo había aparecido la estrella. Luego les dijo: 'Vayan a Betlem y averigüen todo lo que puedan acerca del niño. Cuando lo encuentren, avísenme. Yo también quiero ir a adorarlo.'"

Amados:  Lo acostumbrado por doquiera es que, antes de NOCHEBUENA y NAVIDAD, se dé EL ANUNCIO fundamentándonos en los pasajes de LA PALABRA DE DIOS que ANUNCIAN con antelación la maravilla y prodigiosidad tanto de LA NOCHEBUENA como de EL NACIMIENTO DEL SALVADOR y SEÑOR JESÚS, como, por ejemplo,  se suele dar el ANUNCIO del heraldo del Señor que da LA NOTICIA a la doncella; el "Mi alma glorifica al Señor" en boca de María; el duro camino hasta Betlem y otros...

Hoy, el Señor me pide tomar por otro camino: PROCLAMAR EL ANUNCIO fundamentándose ÉL en dos [2] fenómenos acontecidos con posterioridad a LA NOCHEBUENA, después de LA NAVIDAD, que acontecieron DESPUÉS de nacer EL SALVADOR.

¡NO sabemos con ninguna certeza la cronología de ninguno de los dos ANUNCIOS que nos tiene el Señor!  

El primero de esos dos [2] acaecimientos está rodeado de densa oscuridad; el segundo, por el contrario, está rodeado de INTENSA LUZ. En ambos hay UNA BUSQUEDA, en ambos SE BUSCA lo mismo o, más BIEN, SE BUSCA AL MISMO PERSONAJE. En ambos SE BUSCA A JESUS. La BUSQUEDA en el primero de los dos episodios es PARA MATAR A JESUS; la BUSQUEDA en el segundo fenómeno es PARA ADORARLO.

Y, entre los dos sucesos hay una diferencia y distancia mayor que la que hay entre el cielo y la tierra. Es más, entre los dos acontecimientos, hay que colocar una distancia infinita. ¡LA LUZ NO MEZCLA CON LA OSCURIDAD!

Mateo 2, 7-8:"…Entonces Herodes llamó en secreto a los sabios, y averiguó el tiempo exacto en que había aparecido la estrella. Luego los mandó a Betlem, y les dijo: 'Vayan allá, y averigüen todo lo que puedan acerca de ese niño. Cuando lo encuentren, avísenme, para que yo también vaya a postrarme a sus pies'."

"Para que yo también vaya a postrarme a sus pies", "para que yo también vaya a rendirle culto auténtico, homenaje verdadero", "para que yo también vaya a adorarlo."

¿Cómo puede ser, cómo es eso de "postrarse a los pies de Jesús", eso de "rendirLe homenaje", eso de "adorarLe" y que, a la vez, en lo más adentro, tenga alguien el firme propósito DE MATARLO, cómo es posible? ¡PERO LO FUE en aquel entonces, LO ES en estos tiempos, y LO SERA en días y meses y años venideros. Es contradicción de todos los días.

Te revelo un secreto: ¡JESUS SIEMPRE HARA SALIR EN TI o en mí: LO PEOR o LO MEJOR! ¡Y, ESOS DOS POLOS NO PUEDEN CONVIVIR.JUNTOS! Lucas 11, 23: "El que no está a mi favor, está en contra mía, y el que conmigo no recoge, desparrama."