LA PALABRA DE DIOS PARA HOY

LA PALABRA DIOS PARA HOY

26 de febrero de 2017

APOCALIPSIS 1: EL AUTOR

Apocalipsis 1, 1-2

"Revelación de Jesús Cristo; se la concedió Dios para manifestar a Sus siervos lo que ha de suceder pronto; y envió a Su Ángel para dársela a conocer a Su siervo Juan, el cual ha atestiguado la Palabra de Dios y el testimonio de Jesús Cristo: todo lo que vio. 

El Espíritu Santo INSPIRÓ al autor de este MARAVILLOSO LIBRO y que el autor se llama a sí: JUAN. En Apocalipsis 1, 1-2, el autor humano comienza diciéndonos que Dios manifestó a Su siervo: Juan, las visiones que él va a narrar: Voy a ofrecerles tres versiones de Apocalipsis 1, 1-2: a. ‍"…Por eso Jesús Cristo se lo ha comunicado a JUAN, su servidor, por medio de un ‍ángel; y JUAN ha puesto por escrito toda la verdad." b. "…Jesús Cristo lo ha dado a conocer enviando su ángel a su siervo JUAN, el cual ha dicho la verdad de todo lo que vio…" c. [Biblia de Jerusalem] "…y envió a su Ángel para dársela a conocer a su siervo JUAN, el cual ha atestiguado la Palabra de Dios y el testimonio de Jesús Cristo: todo lo que vio." 

El autor da comienzo al cuerpo de su escrito diciendo que el escritor es de JUAN a las Siete Ekklesiae de Asia: Apoc. 1, 4: "Juan saluda a las siete comunidades [ekklesiae] de la provincia de Asia." En Apoc. 1, 9, refiriéndose a sí, el autor nos dice: "Yo, Juan, soy familia de ustedes, y por mi unión con Jesús tengo parte con ustedes en el Reino de Dios, en los sufrimientos y en la fortaleza para soportarlos. Por haber anunciado el mensaje de Dios confirmado por Jesús, me encontraba yo en la isla llamada Patmos." : Amados: El mismo pasaje en la Biblia de Jerusalem dice: "Yo, JUAN, el familiar y compañero de  la tribulación, del reino y de la paciencia, en Jesús. Yo me encontraba en la isla llamada Patmos, por causa de la Palabra de Dios y del testimonio de Jesús." En Apoc. 22, afirma, de nuevo, llamarse JUAN: "Yo, JUAN, vi y oí estas cosas."

Amados: Este JUAN, NO ES Juan el Apóstol ni tampoco Juan el Evangelista. Desde luego, un nombre no importa mucho; lo que sí interesa es saber que RECIBIO DEL ESPIRITU SANTO LA PALABRA INSPIRADA para ANUNCIARLA a la HUMANIDAD ENTERA, ¡gloria al Señor! Por lo tanto, no pienso que TAMPOCO les causo conmoción ni sobresalto al decirles, también, que, con toda probabilidad, NINGUNO DE LOS DOCE APOSTOLES, fue autor de ninguno de los libros inspirados del Nuevo Testamento:  ni Mateo [aun cuando haya un Evangelio atribuido a un tal Mateo] ni Pedro [Aun cuando haya unas cartas de un tal Pedro, no podemos declarar que tal Pedro haya sido el apóstol] ni Juan ni Santiago ni Judas Tadeo. Amados: Hablo de los Doce Apóstoles. Otros – que sí escribieron inspirados por el Espíritu Santo – como, por ejemplo, Marcos, Lucas y Pablo no son de entre LOS DOCE. Pero, en tiempos antiguos no era infrecuente el uso del seudónimo o el que un discípulo escribiera en nombre de su maestro, especialmente si éste ya estaba entrado en edad, o que un discípulo – en deferencia a su guía – atribuyera a su maestro o apóstol o profeta el escrito pues, al fin y al cabo, lo que escribe – inspirado – lo aprendió de su maestro. Lo esencial para el seguidor de Dios en Jesús Cristo es que LA PALABRA sea INSPIRADA, que sea: PALABRA DE DIOS, ¡gloria al Señor de LA PALABRA!



19 de febrero de 2017

LA ERA DE LA EKKLESÍA

Lucas 24, 52
   "Ellos se postraron ante  Él y se volvieron a Jerusalem llenos de alegría y se pasaron el día en el templo bendiciendo a Dios."

   Amados: Los discípulos al verlo irse al cielo,  se postraron ante el Jesús Resucitado. Aquel, sin duda, era el Señor; era el único Señor. Y entonces  desapareció el Señor Jesús, pero  se quedaron LLENOS DE ALEGRÍA,  REPLETOS DE ALEGRÍA. Era distinto esta vez. Ya el Espíritu Santo, que aún no había llegado en su plenitud, comenzaba a obrar en ellos. 
   Y dice el verso 52:"… y se volvieron a Jerusalem..." No se dirigieron ni a Emaús ni se fueron para Bethlem ni para Lida ni para Efraín ni para Qumram ni para ningún otro lugar.  No  se  escaparon por allá por Gennesareth, ni por Cafarnaúm. Se fueron a Jerusalem. Jerusalem es el lugar en donde matan a los profetas. Se fueron a Jerusalem llenos de alegría. Y se pasaban el día bendiciendo a Dios. 
   Es conveniente leer, como si fuera una continuación del Evangelio de Lucas, Hechos 1,1: "En mi primer libro querido Teófilo traté de todo lo que hizo y enseñó Jesús desde el principio hasta el día en que  después de dar instrucciones a los apóstoles que había escogido, movido por el Espíritu Santo, se lo llevaron". 
El  primer libro al que se refiere  es el  tercer Evangelio, el escrito por el mismo Lucas. 
    ¿A qué INSTRUCCIONES  se refiere? Las instrucciones son las que leímos en el Evangelio  de Lucas. "Ustedes quédense en la ciudad hasta que de lo alto los revistan de fuerza". 
   Este es el momento  en que Jesús se  elevó a los cielos y ellos se sintieron bendecidos; se postraron ante Él y llenos de bendición y de alegría se fueron a Jerusalem. ¿A qué se fueron a Jerusalem? A OBEDECER las instrucciones que les había dado el Maestro. El Maestro les dio unas instrucciones para  que se llenaran del Espíritu Santo. Jesús  estaba resucitado y sus discípulos tenían que estar llenos del Espíritu Santo porque ellos tenían que vivir sobre la tierra, como Él: RESUCITADOS. Cuando llegase el Espíritu Santo, comenzaría un nuevo mundo y una nueva era: La ERA del ESPÍRITU, la ERA DE LA EKKLESÍA, la ERA del CUERPO del SEÑOR, la ERA de los ÚLTIMOS TIEMPOS, la ERA DE LOS RESUCITADOS DE LOS ÚLTIMOS TIEMPOS. 
   Amados: A partir del día de Pentecostés UN NUEVO MUNDO en Jesús comenzó para los  resucitados de los últimos tiempos. Con el Espíritu Santo COMENZARON LOS ÚLTIMOS TIEMPOS. Somos hijos de los últimos tiempos.  Nosotros somos la RAZA de los últimos tiempos. Somos hombres y mujeres de los últimos tiempos. Somos hombres de la era del Espíritu,  de la  era de la Ekklesía, somos Cuerpo de un  CRISTO RESUCITADO. 
   Es  imprescindible que  comprendas que no somos hombres ni mujeres del mundo. Somos hombres y mujeres de los últimos tiempos y como hombres y mujeres de los últimos tiempos, es necesario estar llenos, resucitados y capacitados con el Espíritu Santo. Por eso, la vida tuya y mía tiene que ser diferente a la vida de todos los demás. La vida de los verdaderos seguidores de Jesús  tiene que ser la vida de hombres y mujeres de los últimos tiempos, viviendo como hombres y mujeres de los últimos tiempos. 
   No en  balde, San Pablo en una de sus cartas, dice: "Vivan trabajando como si no trabajaran, vivan casados como si no estuvieran casados, vivan como si no tuviesen ninguna preocupación." 

      



12 de febrero de 2017

TESTIGOS

Amados: La PALABRA del SEÑOR, La Biblia, es un libro como otro cualquiera; pero la PALABRA que contiene, NO es la Palabra de cualquiera, es la Palabra  de Dios el Señor. Por eso, cuando tomemos La Palabra (La Biblia) es importante hacerlo con ternura, con amor, con la disposición necesaria  para que haga lo que tiene que hacer La Palabra. Cuando somos  bien obedientes a TODO lo que  pide el Señor en Su Palabra, en el momento que  lo pida, descubriremos que la OBEDIENCIA es una virtud imprescindible para que el Señor obre en la vida de uno.

  La Palabra (La Biblia) se toma con amor, como amando a Jesús en Ella. Es como cuando uno tiene un regalo precioso, que se lo hizo alguien a quien uno ama con todas las fuerzas del corazón y que  uno sabe que le ama a uno, como nadie en la vida le ha amado.  En La Palabra de Dios hay "ALGO" inexplicable, intangible.

   Evangelio de SanLucas  capítulo 24,  versos 44-53
"A esto me refería cuando estando todavía con ustedes les dije que todo lo escrito en la Ley de Moisés y en los Profetas y Salmos acerca de Mí, tenía que cumplirse. Entonces les abrió el entendimiento para que comprendieran Las Escrituras y añadió: Así estaba escrito: El Mesías sufrirá, resucitará al tercer día y en su nombre se predicará el arrepentimiento y el perdón de los pecados a todos los pueblos, comenzando por Jerusalem. Ustedes son testigos de todo esto. Y ahora les voy a enviar lo que mi Padre tiene prometido. Ustedes quédense en la ciudad hasta que de lo alto los revistan de fuerza. Después los sacó hacia Bethania y levantando las manos los bendijo. Mientras los bendecía, se separó de ellos y se lo llevaron al cielo. Ellos se postraron ante  Él y se volvieron a Jerusalem llenos de alegría y se pasaron el día en el templo bendiciendo a Dios."

   Amados: Es convenientísimo leer el final del Evangelio de San Lucas capítulo 24, versos 44 al 53 y continuar con el libro de  los Hechos cap.1, versos 1-2 "En mi primer libro, querido Teófilo, traté de todo lo que hizo y enseñó Jesús desde el principio hasta el día en que  después de dar instrucciones a los apóstoles que había escogido movido por el Espíritu Santo, se lo llevaron". El libro de los Hechos  es la continuación, como una prolongación del Evangelio de San Lucas. Esto es así porque el mismo que escribe el tercer Evangelio (Lucas), escribe el libro de los Hechos. Se podía decir que Lucas era  médico dentro de los criterios de esa época.  Por eso Lucas es tan minucioso, tan específico, tan exacto en muchos de los detalles que escribe. Lucas cap. 24, 44- 45: "A esto me refería cuando estando todavía con ustedes les dije que todo lo escrito en la ley de Moisés y en  los Profetas y los Salmos acerca de mí tenía que cumplirse. Entonces, les abrió el entendimiento para que comprendieran Las Escrituras".

  El Antiguo Testamento tiene que cumplirse en Jesús porque el Antiguo Testamento es la sombra del Mesías. Es el Mesías, pero  humildemente ESCONDIDO.  Luego dice en el verso 46: "Así estaba escrito: El Mesías sufrirá". Este es el mismo Jesús Resucitado diciendo, al final del Evangelio de Lucas, que el Mesías sufrirá.  Los discípulos  se llenaron de alegría al escuchar estas palabras. Antes, cuando Jesús  les decía que  tenía  que morir, los discípulos se entristecían. Ahora no es lo mismo; ahora Jesús está vivo. Entonces, dice en la segunda parte de este verso 46:"…y resucitará el tercer día". Los discípulos, asintiendo  con la cabeza estarían diciendo: "Es verdad porque Tú estás ahí; estabas muerto, pero ahora, estás resucitado''. 

   En los versos 47- 48: "…y en su nombre se predicará el arrepentimiento y el perdón de los pecados a todos los pueblos, comenzando por Jerusalem; ustedes son testigos de todo esto." Jesús comienza a incluirlos a ellos, a los discípulos, en la misión del Cuerpo del Señor. Hay que empezar en Jerusalem, quien no comienza con Jerusalem, no puede de ninguna manera predicar La Palabra de Dios ni ser testigo del Señor, como dice ahí en el verso 48: "Ustedes SON testigos de todo esto".   No dice que serán testigos, la traducción es: "Ustedes SON testigos de todo esto". Jesús les dice que ellos que  SON testigos. ¿Quiere decir que ellos están capacitados para ser testigos?  En este momento Jesús ha resucitado, pero ellos NO han recibido el Espíritu Santo, NO están llenos del Espíritu Santo.Lo que el Señor está queriendo que los discípulos comprendan es que si no están capacitados,  mejor es que se capaciten, porque SON testigos.
Cuando le  decimos al Señor que no estamos capacitados para ser testigos, el Señor NO nos responderá: "Ah, pues no seas mi testigo". No, la respuesta del Señor es: "CAPACÍTATE".  Si argumentamos: "Ay, Señor, yo no puedo". Continúa el Señor diciendo: "CAPACÍTATE". Para poder ser testigos se necesita vivir en el Espíritu Santo, hay que capacitarse con el Espíritu Santo.

   En el verso 49 dice: "Y ahora les voy a enviar lo que mi Padre tiene prometido. Ustedes quédense en la ciudad hasta que de lo alto los revistan de fuerza".  Sin el Espíritu Santo  no podemos  estar capacitados. Si  no están llenos del Espíritu Santo, no pueden ser testigos; pero ustedes son testigos. Es decir, que Jesús los marcó como testigos. 
¿Qué sucede si un hombre, si tú y yo que somos testigos,  no nos capacitamos con el Espíritu Santo? Seremos testigos de Jesús  en el infierno. Jesús Resucitado dice: "Ustedes SON testigos." Él no dice: "pueden ser" o "si quieren" ser testigos.  Él  dice: "SON testigos". Uno no puede ser testigo sin  la capacidad de lo alto.  Y por eso Jesús afirma: "Yo les voy a enviar lo que mi Padre tiene prometido.Ustedes quédense en la ciudad hasta que de lo alto los revistan de fuerza.".

   ¡Qué importante es, no solamente el ser testigo -porque somos testigos- sino recibir la capacidad de lo alto! NADIE puede ser testigo sin la capacidad de lo alto. Ningún discípulo  se puede mover  SIN LA CAPACIDAD DE LO ALTO. Un discípulo, un verdadero seguidor de Jesús tiene que recibir el poder del Espíritu Santo. ¡Qué muchos cristianos, supuestos seguidores de Jesús, son "testigos" SIN Espíritu Santo!  Los testigos de Jesús sin la capacidad de lo alto son  testigos carnales, testigos del infierno, testigos de Satanás aquí sobre la tierra. El Señor nos dice: "Ustedes son testigos, capacítense, reciban el "DYNAMIS", el poder, la capacidad, la fuerza, lo explosivo de lo alto". "Ustedes quédense en la ciudad, no se muevan, no vayan a hablarle a nadie de Mí hasta que eso no suceda". "Tienen que recibir el poder, la fuerza de lo alto, el Espíritu Santo, quédense en la ciudad hasta que de lo alto los revistan de fuerza". SIN LA FUERZA DE LO ALTO NO PODEMOS SER TESTIGOS. 
    ESTE PUEBLO TIENE QUE SER UN PUEBLO– CUERPO DEL SEÑOR- REVESTIDO DE LA FUERZA DE LO ALTO.

   Verso 50: "Después los sacó hacia Bethania y levantando las manos los bendijo". Los llevó a Bethania, que  queda como a unos diez o quince kilómetros de Jerusalem. Ese es prácticamente, el mismo lugar donde fue crucificado. Para uno ser testigo del Señor, además  de  estar capacitado con el poder de lo alto,  tiene que estar MARCADO con las llagas de Jesús Cristo.  Por eso se los llevó ahí, dónde Él dolió y sufrió.  EL TESTIGO HA DE PASAR POR EL CALVARIO, ANTES DE SERLO.   Todo el que sea verdadero testigo del Señor sufrirá la pasión y muerte con el Señor.  Luego de llevárselos a Bethania, Jesús levantando las manos los bendice. Bendice a sus hijitos como un acto del tanto amor que les tiene.

   Verso 51: Mientras los bendecía, se separó de ellos y se lo llevaron al cielo. Los discípulos, levantando la vista, lo vieron  elevarse. Se iba, pero algo diferente  sucedió, Esta vez no   empezaban a llorar como otras veces al escuchar que Él se iba a ir. Esta vez  algo había empezado a suceder en ellos. Aún no habían recibido el Espíritu Santo,  pero  algo nuevo ya había comenzado a suceder en ellos. Jesús  empezó a separarse; empezó a bendecirles y aquellas bendiciones estaban llenas de poder. Ellos experimentaron   algo muy profundo y muy grande.  Lo vieron elevarse y  se sentían bendecidos.  Ya el soplo de lo alto empezaba a sentirse y se quedaron  llenos de gozo. 

5 de febrero de 2017

VIVIR DE FE Y CONFIANZA

Romanos 11, 17-18
"…ustedes llegaron a formar parte del pueblo de Dios, y así recibieron la vida eterna.Pero no vayan a creerse mejores que los judíos que fueron reprobados. Recuerden que ustedes han recibido esa vida gracias a ellos, y no ellos gracias a ustedes."

Amados:  Por su arrogante FALTA DE FE y FALTA DE CONFIANZA en el Señor, el Pueblo judío se desgajó de LA RAÍZ, de LA SAVIA, del SEÑOR. En contraste, los romanos que se abrazaron a Jesús [al igual que nosotros] se injertaron a Jesús porque se comprometieron a VIVIR EN LA FE y a CONFIAR EN EL MESÍAS y SALVADOR. Es lo que afirma el Espíritu Santo de la experiencia paulina en lo que ya citamos de Gálatas 2, 20: "…Y mientras vivo en carne mortal, VIVO DE FE EN EL HIJO DE DIOS"
LA FALTA DE VIVIR DE FE y CONFIANZA en el Señor le ganó al Pueblo judío la reprobación, la censura, la condena, el reproche y la SEVERIDAD de Dios. En contraste, la FE y CONFIANZA y ENTREGA de los romanos que se abrazaron a Jesús Cristo les ganó la aceptación, la aprobación, el beneplácito, la BENEVOLENCIA del Señor.
Además, nunca olvidemos que quien da el "CON QUÉ", la "CAPACIDAD" de poder tener FE, es el mismo Señor Quien, para que tengamos FE, nos AGRACIA con Su LUZ y Su FUERZA, nos AGRACIA con Su GRACIA. Su GRACIA es una PERSONA y tiene nombre propio: JESÚS CRISTO.
TENER FE EN EL SEÑOR y EN LAS VERDADES QUE ÉL NOS HA REVELADO EN SU PALABRA NO ES LO MISMO que "CREER".
Es más: Alguien puede creer que "NO CREE EN DIOS NI A DIOS". Hay quien pueda afirmar que "NO CREE en JESÚS CRISTO, EL UNIGÉNITO DE DIOS". No obstante, la Carta a los Hebreos 11, 6 nos asegura que "¡SIN FE ES IMPOSIBLE AGRADAR A DIOS!"
CREER en Dios NO ES sinónimo de tener fe [de "creer"]. La FE a la que se refiere LA PALABRA es una FE vivencial, que se vive y que es LA PRIMERA de las TRES virtudes llamadas "teologales", 1 Corintios 13, 13, cuyo complemento ÚNICO y DIRECTO es el Señor Dios: "Pero ahora permanecen la FE, la esperanza y el amor, éstas tres; pero la mayor de éstas es el amor". Sin esas TRES virtudes teologales, NO HAY VIDA VERDADERA con el Señor. Además de LA FE están las otras dos virtudes teologales: la ESPERANZA y el AMOR. Si NO vivimos DE FE, CONFIANDO en Dios, el Señor, como en Quien única y perfectamente podemos TENER FE y CONFIAR, si NO vivimos ESPERANDO en Dios, el Señor, como en Quien única y perfectamente debemos ESPERAR, si NO vivimos AMANDO a Dios, el Señor, como en Quien única y perfectamente podemos depositar todo nuestro AMOR y DE QUIEN única y perfectamente vamos a recibirlo, NO HAY MODO ni FORMA en que podamos jamás cumplirnos o realizarnos pues nuestra naturaleza humana creada lleva integrada esa necesidad y realidad, ese suspiro y ese anhelo de FE en, de ESPERANZA en y de AMOR a Dios, el Señor.
Por la falta de ESA FE  "sin la que es imposible agradar a Dios" y a la que se refiere la Carta a los Hebreos 11, 6, fue que el Señor Dios censuró, reprobó, con SEVERIDAD, al Pueblo judío escogido. Después de haber sido AGRACIADO el Pueblo con el DON DE LA FE, el Pueblo judío, por su infidelidad y malvivir, por haber escogido vivir "teniendo fe y confiando en sí mismo", dejó – NO de creer – dejó de VIVIR ESA FE y de CONFIAR en su Señor Dios. "Creía" en el Señor Dios, pero rehusó VIVIR LO QUE CREÍA que era lo mismo que NO TENER FE; creía en Dios pero dejó de CREER A DIOS; creía en Dios pero NO confiaba en Dios. El Pueblo judío escogido, por consiguiente, atrajo sobre sí la SEVERIDAD del Señor.


29 de enero de 2017

TOMA TU CRUZ

Mateo 6, 24

'Si alguno quiere ser discípulo mío, OLVÍDESE A SÍ MISMO..." 

Amados: Esto significa varias cosas: 

1. Matar el "YO". Es el único "crimen" que se te permite.
2. Pensar como lo hace el mismo Dios. Dejar de lado tu óptica personal, limitada y tener un corazón amplio como el de nuestro Dios.
3. Dejar de depender de tus emociones. [No que NO las tengas, sino que NO DEPENDAS de ellas.] Jesús, en Su entrega sacrificial, NO tuvo en cuenta Sus emociones aunque tuvo más que ningún otro. No obstante, NO las tuvo en cuenta. Si lo hubiese hecho, ¿qué hubiera sido de la Humanidad?
   

Amados: Es UNA INVITACIÓN A TOMAR LA CRUZ y CARGARLA. Antes que nada: LA CRUZ se llama JESÚS CRISTO. ¡Hemos de CARGARLE A ÉL! Jesús Cristo deberá ser el Mayoral de nuestro espíritu, el Mayoral de nuestra mente, el Mayoral de nuestra voluntad, de nuestro sistema nervioso, el Mayoral de nuestros órganos, músculos, tejidos, de nuestra sangre, de nuestros sentidos, de nuestra piel. Repito: ¡Hemos de CARGARLE A ÉL! La vida y sus circunstancias serán benignas o malignas y eso es parte de la esencia de la vida, pero AL CARGAR A JESÚS CRISTO asumimos responsabilidad de la vida [como sea que ésta se presente], asumimos responsabilidad de la vida y sus circunstancias o contratiempos y la asumimos CON PROPÓSITO, SENTIDO y GRANDEZA.

   Para el apóstol Pablo la vida y la muerte eran parte de UNA MISMA CAUSA: Romanos 14, 8: "Si vivimos, para el Señor vivimos; y si morimos, para el Señor morimos. De manera que, tanto en la vida como en la muerte, del Señor somos." Es el mismo apóstol Pablo quien, en Gálatas 2, 20 puede exclamar: "Y ya no soy yo quien vive, sino que es Cristo quien vive en mí. Y la vida que ahora vivo en el cuerpo, la vivo por mi fe en el Hijo de Dios, que me amó y se entregó a la muerte por mí." Amados: ¡Nada de lo que nos acontece – absolutamente nada – escapa a los ojos de Dios! El Señor Dios es soberano y tiene todo bajo control. El sufrimiento y las dificultades son las oportunidades que Dios utiliza para ACERCARSE a nosotros y moldearnos. Dios, el Señor, NUNCA pierde; de todo saca provecho, como nos afirma Romanos 8, 28: "Sabemos que Dios va preparando todo para el bien de los que Le aman, es decir, de los que Él ha llamado de acuerdo con Su plan." 

   Amados: ES UNA INVITACIÓN DIARIA, de cada día, de cada instante del día. El PASADO es útil [por ejemplo: para evitar sus errores en el presente o para fortificar nuestra vida en el ahora], pero el pasado NO TE DEBE ATAR. El FUTURO aún NO ES una realidad; es hacia donde nos proyectamos por medio de LA FE y la absoluta CONFIANZA en el Señor. ¡SÓLO EL PRESENTE ES EL ÚNICO TIEMPO DE OPORTUNIDAD para VIVIR RECTAMENTE y CONOCER, SEGUIR, SERVIR y ANUNCIAR AL SEÑOR NUESTRO DIOS! Ahora bien, el apóstol Pablo nos insta a REDIMIR el tiempo. Redimir el tiempo significa – para el apóstol – RECUPERARLO. Por lo tanto, es imprescindible abrirnos a LA INVITACIÓN de ASUMIR LA VIDA como un verdadero propósito divino y UN ASUMIRLA [LA VIDA], teniendo a Dios y SU CAUSA frente a nosotros, DIARIAMENTE. Son demasiados los que pierden el tiempo quejándose de la suerte que les tocó vivir. [[[Es irónico porque esas mismas personas que NO aceptan la suerte que les tocó vivir, TAMPOCO están dispuestas a CAMBIAR en nada SU MANERA de vivir. Lo que significa que, aunque NO aceptan la suerte que les tocó vivir, en cierto modo, NO quisieran vivir de otra manera y, por consiguiente, SON (entre comillas) "FELICES" (se cierran las comillas), "FELICES" en su DESDICHA.]]] Con ansias locas, tendrías que pedir al Señor la capacidad de poder comprender [o, por lo menos, de ACEPTAR con gozo] la forma que tiene Él de bregar contigo, como individuo, como individua y Su modo de moldear a Su pueblo. Así, asumirás CADA MOMENTO – sea bueno o sea difícil – CON GOZO, FERVOR y CONTENTAMIENTO. 

   Entonces experimentarás aquellas palabras de Cristo Jesús – quien TE llamó, Mateo 11, 28, con un "Ven a MÍ, y yo te haré descansar," – experimentarás aquellas palabras de Jesús en Mateo 11, 30: "Porque Mi yugo es suave y Mi carga ligera." 


31 de diciembre de 2016

NAVIDAD: 2017

Efesios 5, 10-17
"¡Procuren hacer lo que le agrada al Señor! No se hagan cómplices de los que viven sin Dios ni de sus actos llevados a cabo en la oscuridad, más bien desenmascárenlos. ¡La verdad es que da vergüenza hablar de lo que la gente hace a escondidas! Cuando la luz brilla, todo queda al descubierto y puede verse cómo es en realidad. Todo lo que se saca a la luz se convierte en luz. Por eso decimos:
'¡Despiértate tú que duermes, levántate de entre los muertos, y Cristo Jesús te iluminará!'
Por eso hay que tener mucho cuidado de cómo vives la vida. No vivan como la gente necia, sino con sabiduría. Esto quiere decir que deben aprovechar toda oportunidad para hacer el bien, porque estamos viviendo en tiempos de mucha maldad. No sean tontos. ¡Busquen entender cuál es la voluntad del Señor!" 

1 Corintios 7, 29
"Les prevengo, además, amados, ¡que se nos está acabando el tiempo!"

Amados: ¡MUCHOS ESTÁN TAN SOBRECARGADOS QUE NO PUEDEN FUNCIONAR…y, MUCHO MENOS, EN LO DEL SEÑOR! ¡MUCHOS TIENEN TANTOS COMPROMISOS [algunos de esos NO muy serios que digamos], TANTOS COMPROMISOS QUE – EN LA PRÁCTICA – DESAPARECE EL COMPROMISO PRÁCTICO CON JESÚS QUIEN ES EL SEÑOR DEL TIEMPO!
¡HAY TANTA GENTE SOBRECARGADA: "OVERLOADED"! ¡MUCHOS ESTÁN SOBRECARGADOS EN RELACIÓN A SUS POSESIONES y BIENES: Sus armarios y roperos repletos a más no poder, sus casas – por dentro  y por fuera – llenas y rodeadas de chucherías y burundanga y cachivaches, sus marquesinas cual si fueran kioskos árabes además del tapón que hacen sus vehículos como si fuera necesario uno para cada día de la semana. Nos embrollamos en deudas porque [y cito a Juan del Pueblo] "porque son necesarias las cosas que poseemos" y…ni hablar del temor que nos llega porque "¿y, si nos las roban?"
¡ESTAMOS SOBRECARGADOS! ¡LA SOBRECARGA HACE QUE EL TIEMPO PASE EN BALDE!
"Nos despertamos y nos levantamos temprano después de dormir pocas horas y luchamos contra el tráfico y llegamos al trabajo para que, otra vez, alguien nos agrie la vida pero hay que aguantarlo si es que 'voy a tener dinero suficiente para saldar las deudas que tengo por las tantas cosas que he ido acumulando a lo largo de los años…"
¡EL POCO TIEMPO QUE, EN VERDAD TENEMOS, NO LO TENEMOS! Y, ¡EL SEÑOR JESÚS SE VUELVE EL DIVINO AUSENTE!
Y, ni hablar de la SOBRECARGA DE INFORMACIÓN que nos facilita LA RED, LA INTERNET. Si somos profesionales, tenemos que estar al tanto, al día, referente a los continuos cambios que hay en la tecnología en todas sus fases. ¡Y ES IMPOSIBLE ABSORBER TODO LO QUE NOS LANZA ENCIMA EL MUNDO DE LA INFORMACIÓN…SIMPLEMENTE, NO PODEMOS!
¡DE AHÍ, TAMBIÉN, LA SOBRECARGA SOBRE LA QUE EL SEÑOR NOS HA VENIDO ANUNCIANDO!
Por eso mismo, amado, amada de este brevísimo plazo de tiempo que nos concede el Señor, por TODO LO QUE NOS HA ANUNCIADO EL SEÑOR, por eso mismo es que nos dice el Espíritu Santo en Efesios 5, 17: "No sean insensatos. ¡Busquen descubrir cuál es la voluntad del Señor!"
Y, ya que estamos en aras del año 2017, yo te pregunto a ti: ¿Cuál, piensas tú, es la voluntad del Señor PARA TI durante este breve o, quizá, largo segmento de TIEMPO que TE regala el Señor? Porque, ¡permíteme decirTE! El segmento del 2016 que casi está terminado…¡ESE SEGMENTO NO LO VIVISTE, NO LO APROVECHASTE MUY BIEN!
¿Cuál, piensas TÚ, es la voluntad del Señor PARA TI en el año que 2017 que está a la vuelta de la esquina, cuál? 
¡Que TÚ sigas con la SOBRECARGA de manera que NO TENGAS TIEMPO para LO DE ÉL?
¿Cuál, piensas TÚ, es la voluntad del Señor PARA TI en el año que 2017 que está a la vuelta de la esquina, cuál? 
¡Que estés tan saturado o saturada con todo tipo de ansiedad y preocupación que NO TENGAS TIEMPO PARA LA PAZ QUE, GRATUITAMENTE, CONCEDE LA INTIMIDAD CON EL SEÑOR?√