LA PALABRA DE DIOS PARA HOY

LA PALABRA DIOS PARA HOY

28 de julio de 2015

JOSÉ

Génesis 39, 7-20

   Al cabo de algún tiempo la mujer de su amo se fijó en José y un día le propuso:

— Acuéstate conmigo.

   Pero José rehusó diciendo a la mujer de su amo:

— Mira, mi amo ha dejado a mi cargo todo lo que posee y cuenta conmigo hasta el punto de no preocuparse de nada; en esta casa mando tanto como él; tú eres lo único que me está prohibido, por ser su mujer. ¿Cómo voy a cometer yo tal infamia y pecar contra Dios?

   Y, por más que ella insistía día tras día, José rechazaba su invitación a cortejarla y a acostarse con ella. Pero un día, José entró en la casa para despachar sus asuntos sin que ninguno de los criados se encontrara en ella; entonces la mujer de Potifar lo agarró por el manto y le rogó:

— Acuéstate conmigo.

Pero José, dejando el manto en manos de la mujer, salió huyendo de la casa. Cuando la mujer vio que José se había dejado el manto en sus manos al salir huyendo, llamó a sus criados y les dijo:

— Miren, mi marido nos trajo un hebreo para que se aproveche de nosotros; ha entrado en mi habitación con la intención de acostarse conmigo, pero yo grité con todas mis fuerzas; y cuando oyó que gritaba con todas mis fuerzas, salió corriendo y abandonó su manto a mi lado.

   Ella guardó el manto de José hasta que regresó su marido a casa. Entonces repitió la misma historia a su marido:

— El hebreo que trajiste quiso abusar de mí, pero al oír que yo gritaba con todas mis fuerzas, salió corriendo, abandonando su manto junto a mí.

   Cuando el marido oyó de labios de su mujer cómo la había tratado su siervo, montó en cólera; acto seguido mandó apresar a José y lo metió en la cárcel, donde estaban recluidos los presos del rey. De este modo José fue a parar a la cárcel.


Amados: En el libro del Génesis 39, 7-19, José, hijo de Jacob, después de tantos sufrimientos que tuvo en su propia familia y, sobre todo, el experimentar lo injusto de sus hermanos que LE VENDIERON a los ismaelitas, llegó a pasar José a las manos de un egipcio. Luego, el Señor bendijo a José en abundancia y el egipcio lo hizo hombre de su confianza. Sin embargo, la depravada mujer de Potifar, el egipcio que lo había comprado, quiso SEDUCIR A JOSÉ. José se dispuso a mantener su propia integridad e igualmente respetar al egipcio que había confiado tanto en él. La mujer, por despecho, lo acusó injustamente ante su marido y fue José puesto en la cárcel. Pero, el Señor Dios LO AYUDÓ, LO AUXILIÓ GRANDEMENTE. El Señor estaba con Él y le cubrió con Su misericordia, haciendo que se ganase José el favor del alcaide de la cárcel.

 Amado, amada: Igualmente, EN LA PENOSA CIRCUNSTANCIA DE LA ENFERMEDAD, el Señor SIEMPRE, SIEMPRE, SIEMPRE SE COMPROMETE a darnos Su INCONDICIONAL AUXILIO. Yo, también sufro AL VER A ALGUNA OVEJA sufrir la enfermedad: el corazón, los riñones, el cáncer en sus diversas formas, la artritis, la diabetes, la presión arterial gravemente elevada etc. Me he desvelado por las noches sabiendo que la quimioterapia o la diálisis ha hecho languidecer a mis ovejas. Pero también, aleluya, he sido TESTIGO de que UN GRAN NÚMERO DE MIS OVEJAS EN EL SEÑOR que han estado enfermas, HAN SIDO y AÚN SON GUERREROS DE FE que CONFÍAN PLENAMENTE EN EL SEÑOR, ¡gloria al Señor! Aun EN LA ETAPA PEOR DE LA ENFERMEDAD, muchas de mis ovejas, CON GOZO proclaman LA GRAN FUERZA QUE RECIBEN, aleluya, DEL SEÑOR. 


25 de julio de 2015

EL CREDO DE LA EKKLESÍA PRIMITIVA

1 Corintios 15, 1-11

   Les recuerdo, amados, el Evangelio que les anuncié, que ustedes han recibido y en el cual permanecen firmes, por el cual también siguen siendo salvados, si lo guardan tal como se lo anuncié. Si no, ¡habrían creído en vano! Porque les transmití, en primer lugar, lo que a mi vez recibí: que Cristo murió por nuestros pecados, según las  Escrituras; que fue sepultado y que resucitó al tercer día, según las Escrituras; que se apareció a Cefas y luego a los Doce; después se apareció a más de quinientos hermanos a la vez, de los cuales todavía la mayor parte vive y otros murieron. Luego se apareció a Santiago; más tarde, a todos los apóstoles.

Y en último término se me apareció también a mí, como a un abortivo. Pues yo soy el último de los apóstoles: indigno del nombre de apóstol, por haber perseguido a la Ekklesía de Dios. Mas, por la gracia de Dios, soy lo que soy; y la gracia de Dios no ha sido estéril en mí. Antes bien, he trabajado más que todos ellos. Pero no yo, sino la gracia de Dios que está conmigo. Pues bien, tanto ellos como yo esto es lo que predicamos; esto es lo que ustedes han creído.


Amados: El KERIGMA, el ANUNCIO, el GRITO DICHOSO, el CREDO, el VICTORIOSO HAL-EL que arropaba cada detalle de la vida de los primeros seguidores de Jesús se volvió una fórmula de PROCLAMACIÓN (es decir: KERIGMA) y de PROFESIÓN DE FE (es decir: CREDO):  "¡JESÚS CRISTO FUE CRUCIFICADO, MUERTO, SEPULTADO y, AL TERCER DÍA, RESUCITÓ DE ENTRE LOS MUERTOS!" – ése era el ANUNCIO, el KERIGMA, el "GRITO DICHOSO", el CREDO, el GRAN y VICTORIOSO HAL-EL que ardía en los pechos, como FE VIVIDA y proclamado a viva voz y, con la fuerza de los labios, cual KERIGMA DE SALVACIÓN. 

En cierta ocasión, Pablo, en su primer viaje misionero va navegando desde Pafos, ciudad en la costa oeste de la isla de Chipre, va navegando norte arriba hasta llegar a Panfilia, a la ciudad de Perge [hoy día región de Turquía ]. De ahí, continúa él por tierra, hacia el norte, hasta la otra Antioquía, la Antioquía de Pisidia. En esta Antioquía – como en cualquier lugar adonde iba el apóstol – Pablo entró a la sinagoga de los judíos – y como "Pedro por su casa" y, conociendo muy bien Pablo, el desarrollo del culto en la sinagoga, se sentó en espera del momento del Señor. ¡Llegó el momento del Señor y, por decirlo así, el Señor en Pablo PUSO CASA! Comenzó el Espíritu Santo por medio del apóstol a DAR EL ANUNCIO y, durante el ANUNCIO, hace la PROCLAMACIÓN (KERIGMA) y les da EL CREDO de la Ekklesía primitiva: Hechos de los Apóstoles 13, 29-39. 

Amados: Cuando – ese sábado, pues era día sábado – Pablo terminó EL ANUNCIO en la sinagoga – como siempre sucede – el auditorio se dividió: a favor unos, otros en contra. Muchos le rogaron que, por favor, siguiera exponiendo el tema el sábado siguiente y, por cierto, el sábado siguiente casi toda la población se congregó para escuchar la Palabra de Dios. Pero, ¡El TANTO ACEITE atrae siempre LA ENVIDIA DEL VINAGRE y muchos judíos, al ver la multitud, se llenaron de envidia y contradecían, con insultos, las palabras del apóstol. Por otra parte, ¡El mucho vinagre empuja a QUE EL ACEITE FLUYA CON MAYOR EFUSIÓN y Pablo, lleno del Espíritu Santo, les dice: Hechos 13, 46-47: "Amados judíos: ¡Escuchen! Por ser ustedes judíos, tan solo por eso, a ustedes, los primeros, tenía que ANUNCIARLES yo la Palabra del Señor. Pero, ¡no se las echen demasiado! Yo les anuncié LA PALABRA DEL SEŇOR, ustedes la rechazaron y, por lo que he podido captar, a ustedes NO LES INTERESA PARA NADA LA VIDA ETERNA. Así es que, yo no voy a perder el tiempo precioso del Señor en ustedes – les dijo el apóstol frente a casi toda la población – ya el Señor, en mí, les dio a ustedes la oportunidad primero; ustedes la despreciaron y, pobrecitos de ustedes pues se van a morir de hambre PORQUE YO ME VOY A DAR EL PAN DEL SEŇOR A LOS NO – JUDÍOS pues el Señor me ha enviado a ser: LUZ DE LAS NACIONES PARA QUE SU SALVACIÓN ALCANCE HASTA EL CONFÍN DE LA TIERRA." 

Casi toda la población se había congregado ese sábado para escuchar LA PALABRA DE DIOS y la mayoría de los presentes, por cierto, NO ERAN JUDÍOS. Cuando escucharon lo que el apóstol dijo a los judíos, LA MAYORÍA NO – JUDÍA comenzó a glorificar a Dios y a dar gracias por la Palabra de Dios. La Palabra del Jesús Resucitado que da vida eterna se difundió por la región.  


21 de julio de 2015

CON SUMA LEALTAD

Hechos 2, 5-13

   Se hallaban entonces hospedados en Jerusalén judíos devotos llegados de todas las regiones de la tierra, los cuales, al oír el estruendo, acudieron en masa y quedaron perplejos, pues cada uno oía hablar a los apóstoles en su idioma nativo. Tan estupefactos y maravillados estaban, que decían:

— ¿No son galileos todos los que están hablando? ¿Cómo es que cada uno de nosotros los oímos expresarse en nuestro propio idioma nativo? Entre nosotros hay partos, medos y elamitas; los hay que residen en Mesopotamia, en Judea y Capadocia, en el Ponto, en la provincia de Asia, en Frigia y en Panfilia, en Egipto y en la región de Libia que limita con Cirene; hay visitantes romanos, hay judíos y prosélitos, cretenses y árabes. Pues bien, todos y cada uno los oímos referir en nuestro propio idioma, las cosas portentosas de Dios.

   Así que, llenos de estupefacción, se decían unos a otros con asombro:

— ¿Qué significa esto?

   Otros, en cambio, se burlaban y decían que estaban borrachos.


Amados: La reacción de parte de los peregrinos y habitantes de Jerusalem el día de Pentecostés es una de DIVISIÓN DE OPINIONES entre la perplejidad y la burla. Esto, es un fácil recurso que utilizan LOS IGNORANTES para descalificar y denigrar LO QUE NO ENTIENDEN. ¡A veces cuando alguien NO ENTIENDE LO SUBLIME, en su terquedad e ignorancia, LO RIDICULIZA!

   Aquí había algo que los habitantes y peregrinos de Jerusalem NO PODÍAN NEGAR y que, sin embargo, NO PODÍAN COMPRENDER. Y, ¿por qué no podían comprender? Porque, llevado, llevada tú tan sólo por los recursos de tu naturaleza, no podrás jamás comprender lo que procede del Espíritu de Dios pues lo del Espíritu de Dios sólo se discierne espiritualmente. Tú estarás ciego, ciega a TODO LO DE DIOS, a TODO LO ESPIRITUAL hasta que NAZCAS y VIVAS de arriba por el Espíritu de Dios: 1 Corintios 2, 10-16:  "Porque a nosotros nos lo reveló Dios por medio del Espíritu; y el Espíritu todo lo sondea, hasta las profundidades de Dios. En efecto, ¿qué hombre conoce lo íntimo del hombre sino el espíritu del hombre que está en él? Del mismo modo, nadie conoce lo íntimo de Dios, sino el Espíritu de Dios. Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que viene de Dios, para conocer las gracias que Dios nos ha otorgado, de las cuales también hablamos, no con palabras aprendidas de sabiduría humana, sino aprendidas del Espíritu, expresando realidades espirituales. El hombre naturalmente no capta las cosas del Espíritu de Dios; son necedad para él. Y no las puede conocer pues  sólo espiritualmente pueden ser juzgadas. En cambio, el hombre de espíritu lo juzga todo; y a él nadie puede juzgarle. Porque, ¿quién conoció la mente del Señor para instruirle? Pero nosotros tenemos la mente de Cristo."

 Amados: Cuando un hombre, una mujer o un o una joven es bautizado, bautizada con y lleno, del Espíritu Santo y honra ESE DERRAMAMIENTO con SUMA LEALTAD, la palabra y la predicación de ese hombre, de esa mujer, de ese, esa joven no serán con palabras halagadoras de la sabiduría humana, sino en demostración del ESPÍRITU y de PODER. 


18 de julio de 2015

EL AMOR TIENE PRISA

Juan 20, 1-9

   El primer día de la semana, muy de mañana, antes incluso de amanecer, María Magdalena fue al sepulcro y vio que estaba quitada la piedra que tapaba la entrada. Volvió entonces corriendo adonde estaban Pedro y el otro discípulo a quien Jesús tanto quería y les dijo:

— Se han llevado del sepulcro al Señor y no sabemos dónde lo han puesto.

   Pedro y el otro discípulo salieron inmediatamente hacia el sepulcro. Iban corriendo los dos juntos, pero el otro discípulo corrió más deprisa que Pedro y llegó primero al sepulcro. Se asomó al interior y vio las vendas de lino en el suelo; pero no entró. Después, tras sus huellas, llegó Simón Pedro y entró en el sepulcro. Vio las vendas de lino en el suelo y vio también el paño que habían colocado alrededor de la cabeza de Jesús. Sólo que el paño no estaba en el suelo con las vendas, sino bien doblado y colocado aparte. Entonces entró también el otro discípulo, el que había llegado primero al sepulcro; vio y creyó. Y es que hasta entonces no habían entendido la Escritura, según la cual Jesús tenía que resucitar triunfante de la muerte. Después, los discípulos regresaron a casa.


Amados: MAGDALENA es una las CUATRO mujeres que estuvieron junto a la Cruz. Habían CRUCIFICADO a su AMADO SEÑOR y, de pronto, su mundo se tornó OSCURO con UNA OSCURIDAD distinta a la de su vida ANTES DE JESÚS. Pero, ahora, era LA OSCURIDAD del AMOR que le habían matado pero que, en ella, NO SE PUEDE JAMÁS MORIR y que ELLA NO PERMITIRÁ QUE JAMÁS SE MUERA.

Ha esperado, impaciente, MAGDALENA, a que se cumplan los días que estipula LA LEY antes de poder visitar el sepulcro del AMADO. Tiene que esperar ella, también, a que finalice el "SHABBAT" y comience el ajetreo, la actividad de la semana que comenzaba el PRIMER día después del día de descanso. Llega MAGDALENA a la tumba "proí: πρωί: de madrugada. La expresión "proí: πρωί: de madrugada se refiere a la CUARTA VIGILIA de las CUATRO en la que se dividían las horas de la noche y la cuarta era la vigilia de 3 de la madrugada hasta las 6 de la mañana.

Cuando llega al sepulcro observa que la piedra enorme con la que lo habían clausurado está corrida. El sepulcro está abierto. MAGDALENA NO ENTIENDE, está llena de pavor, confundida. Entre lo que martiriza su mente y corazón está la posibilidad que, quizá, los judíos y, sobre todo, los religiosos se hayan llevado el Cuerpo de Jesús para someterlo a mayor indignidad y humillación. Además, ella sabe que existen personas que se dan a cosas horribles como el profanar y despojar sepulcros y robarse los cuerpos.

En ese estado de ánimo, MAGDALENA siente que NO PUEDE resolver sola esta situación y, sin casi saber lo que está haciendo, CORRE a buscar a Simón Pedro y a Juan.

Observa que MAGDALENA es el paradigma, el prototipo de quien SIGUE AMANDO y CREYENDO aun cuando NO comprende NADA. Al fin de cuentas, ¡ÉSE ES EL CALIBRE DE AMOR y DE FE que, tarde o temprano pero seguro, EXPERIMENTA lo que es LA GLORIA!

Llega MAGDALENA hasta donde están Simón Pedro y Juan para decirles que: "¡Se han llevado del sepulcro al Señor, y no se sabe dónde lo han puesto!"¡MAGDALENA es EL PRIMER HERALDO, LA PRIMERA MENSAJERA del SEPULCRO VACÍO! ¡MAGDALENA ES LA EKKLESÍA QUE CORRE A DAR EL ANUNCIO!

Tan pronto MAGDALENA narra a los dos discípulos su experiencia y confusión, Simón Pedro y Juan PEGAN A CORRER. Los dos discípulos actúan inmediatamente. Con el realismo de una carrera, casi competición, el Espíritu Santo nos quiere comunicar algo más profundo en el verso de Juan 20, 4: "Corren los dos juntos, pero como el otro discípulo corre más que Pedro, llega primero." Simón será "piedra" pero Juan es, indiscutiblemente: "ton mazetén:τόν μαθητήν": el discípulo que Jesús ama, "Ιησοϋς όν ήγάπα: Iesoüs ón egápa"!, el discípulo que Jesús ama.

Se puede ser "piedra", se puede ser alguien con mando y "cierta" autoridad, PERO si ese, esa alguien NO llega a ser "discípulo, discípula que Jesús ama", el mando que ejerce o la "cierta autoridad" que se le encomendó, eso mismo lo hará "NEGAR" o "TRAICIONAR" al Señor.

Corren Simón Pedro y Juan al sepulcro, pero como "el discípulo amado" corre más que Pedro, "el discípulo amado" llega primero." Como otras veces TE HA ANUNCIADO el Señor por medio de mí: "EL  AMOR TIENE PRISA, EL AMOR PONE A UNO EN MOVIMIENTO, ¡EL AMOR CORRE MÁS RÁPIDO PORQUE TIENE PRISA  DE LLEGAR HASTA EL AMADO!" Al fin y al cabo: Juan, el discípulo  amado, estuvo recostado en el regazo de Jesús durante la ÚLTIMA-PRIMERA CENA y al pie de la  Cruz cuando Jesús murió. Simón Pedro NO lo estuvo. Juan, el discípulo amado, impulsado por el AMOR INMENSO A JESÚS, corre más aprisa. ¡EL AMOR DEL SEÑOR EN UNO ES ASÍ!



14 de julio de 2015

EL OTRO PAN

Romanos 11, 16-22

   Y si los primeros panes están consagrados a Dios, lo está toda la masa; si está consagrada la raíz, lo están también las ramas. Es verdad que algunas ramas fueron desgajadas y que entre las que quedaban has sido injertado tú, que eras olivo silvestre, compartiendo así la raíz y la savia del olivo. Pero no vayas a creerte mejor que las ramas originales; en cualquier caso, a la hora de presumir, recuerda que no eres tú quien sostiene a la raíz, sino ella la que te sostiene a ti. Bien, dirás, "pero las ramas fueron desgajadas para injertarme a mí". De acuerdo, pero fue su infidelidad la causa del desgajamiento, mientras que tú te mantienes en pie por la fe. Así que no presumas y ándate con cuidado. Porque si Dios no tuvo miramientos con las ramas originales, tampoco los tendrá contigo. Ahí tienes a un Dios que es bueno y severo al mismo tiempo. Severo con los que cayeron; bueno, en cambio, contigo, con tal que tu vida responda a esa bondad. 


Amados: El Espíritu Santo advierte a los romanos [y a nosotros] que NO nos vanagloriemos por el inefable privilegio de ser llamados a seguir a Jesús Cristo.

Al contrario, el Espíritu Santo invita a los romanos seguidores de Jesús, y a cada uno de nosotros, a que seamos humildes con aquellos – como los judíos – que despreciaron a Jesús y que no desperdiciemos ni GRACIA ni tiempo sino que, santamente, nos dediquemos a vivir íntegramente y a ser delicadamente fieles en nuestro vivir a Jesús Cristo.

La advertencia e invitación la expresa el Espíritu Santo, en el autor inspirado, valiéndose de una imagen agraria, de una imagen agrícola en la que el Espíritu Santo nos presenta una especie de símil o semejanza en la que, por una parte, hace referencia a la llamada del Pueblo escogido judío y, por otra, a la llamada que recibieron los paganos, los gentiles, entre ellos, los romanos y, ciertamente, cada uno de nosotros.   

El Espíritu Santo, en el verso 16 citado, está refiriéndose al Pueblo escogido – representado en EL "PRIMER" PAN – que, como Pueblo, rechazó a Jesús. Pero, implícitamente, se está refiriendo a los paganos, a los NO judíos como lo son los romanos de la Carta y como lo somos nosotros. Los romanos [y cada uno de nosotros] son y somos EL "OTRO" PAN – a quienes el Señor llamó a seguirle.

La "masa" es la Humanidad.

El PRIMER PAN está formado con una parte de la masa, LA PRIMERA. El Pueblo escogido es esa "PRIMERA PARTE" de la masa, que el Señor escogió como Su Pueblo escogido, EL PRIMER PAN que se horneó con la PRIMERA PARTE de la masa.

Los seguidores de Jesús en Roma, al igual que CADA UNO DE NOSOTROS, somos la "OTRA PARTE" de la masa, EL OTRO PAN.

Sin embargo, desde siempre, desde el principio de la Creación, TODA LA MASA [LA HUMANIDAD] PERTENECE AL SEÑOR. El Pueblo escogido judío no comprendía ni aceptaba, de forma práctica, la realidad de la POSESIÓN ABSOLUTA que tiene el Señor de TODO SER HUMANO y de TODAS LAS COSAS…de LA MASA COMPLETA. El Espíritu Santo en el autor inspirado de:

1 Corintios 3, 21-23, lo resume de esta manera:"Ya estoy harto de que ustedes estén vanagloriándose de ustedes mismos o de otros: Pablo, Apolo, Cefas [Pedro], el mundo, la vida, la muerte, lo presente, lo futuro, todo es de ustedes como regalo de Dios, pero ustedes son POSESIÓN de Jesús Cristo Quien, a su vez, pertenece al Padre Dios."

Lo hace resonar el Espíritu Santo, también, en:

Romanos 7, 4 apuntando a una imagen connubial, 'matrimonial' en la que Cristo Jesús es "EL NOVIO", y el seguidor, la seguidora de Jesús Cristo [y, por extensión, la Ekklesía] es "la Novia": "Por el Cuerpo de Cristo ustedes han muerto a la Ley y ahora PERTENECEN a OTRO: AL QUE resucitó de la muerte para que diéramos frutos para Dios", al igual que en: 

Romanos 14, 8: "Ninguno de nosotros vive para sí mismo ni muere para sí mismo.Si vivimos, para el Señor vivimos; y si morimos, para el Señor morimos. De manera que, tanto en la vida como en la muerte, SOMOS PROPIEDAD del Señor."

He ahí una gran verdad: TODA LA MASA, LA HUMANIDAD LE PERTENECE AL SEÑOR JESÚS CRISTO, TODA LA MASA ES PROPIEDAD, POSESIÓN DEL SEÑOR.

La GRAN VERDAD de que TODA LA MASA, LA HUMANIDAD, de que TODO PERTENECE, de que TODO ES PROPIEDAD ABSOLUTA, POSESIÓN del Señor, se va revelando, poco a poco, EN LA PALABRA DE DIOS. No podía REVELARSE ni exigirse desde el principio por la sencilla razón de que NO había llegado EL SALVADOR ni el Espíritu Santo que, de junto al Padre, el Salvador enviaría a Su Pueblo. Sin el Salvador y el Espíritu Santo el Pueblo Escogido [ni nadie] tendría ni la capacidad ni el entendimiento para absorber y, mucho menos, vivir la realidad de que TODA LA MASA, LA HUMANIDAD, de que TODO PERTENECE, de que TODO ES PROPIEDAD ABSOLUTA del Señor.



11 de julio de 2015

LA VIÑA DE LA CONSAGRACIÓN

Mateo 12, 29-30

   ¿Quién puede entrar en casa de un hombre fuerte y robarle sus bienes, si primero no ata a ese hombre fuerte? Solamente entonces podrá saquear su casa. El que no está a mi favor, está contra mí; el que conmigo no recoge, desparrama.


Amados: Dice el Espíritu Santo en el Antiguo Testamento en el libro de Levítico 27, 28: "Lo que uno ha separado como COSA CONSAGRADA AL SEŇOR, personas, animales o campos de propiedad hereditaria, no podrá ser vendido ni rescatado. ¡Lo consagrado es PROPIEDAD SAGRADA DEL SEŇOR!"

Antes de tú conocer al Señor, antes de llegar a ti LA SALVACIÓN DEL SEŇOR AMADO, tú vivías como hierba mala en medio del matorral. Pero, LLEGÓ A TI SU SALVACIÓN, y te colocó Él como "espiga de buen trigo" en Su chacra, en Su finca, es decir: EL SEŇOR, EL AMADO TE SEPARÓ, TE CONSAGRÓ y tú aceptaste LA SEPARACIÓN que de ti HIZO Él y lo hiciste, respondiendo con TU PROPIA SEPARACIÓN para Él. Porque tú has sido llamado, llamada a vivir CONSAGRADO, CONSAGRADA AL SEŇOR prescindiendo del papel que te haya tocado desempeñar en la vida: ya seas soltero, soltera, casado, casada, campesino, trabajadora, ama de casa, carpintero, costurera, médico, abogado, abogada, albañil … lo que sea PERO llamado, llamada a vivir CONSAGRADOS, Lo aclara la Carta a los Romanos 12, 1: "Así que, amados, les ruego por la misericordia de Dios que SE PRESENTEN USTEDES MISMOS COMO OFRENDA VIVA, CONSAGRADA Y AGRADABLE A DIOS. Este es el verdadero culto que deben ofrecer." 

Amados: Este modo de vivir CONSAGRADO, CONSAGRADA no importa cuál sea el estado civil de uno en la vida, parece difícil. ¡NO LO ES! Y no lo es, ¡SI TE ENTREGAS DE VERDAD A TU CONSAGRACIÓN! Es como cuando alguien se dispone a conducir un automóvil. Si no te decides a arrancarlo, a colocar tu pie en el acelerador, a colocarlo en movimiento y a – de hecho – conducirlo, NO TE VAS A MOVER NI UNA FRACCIÓN DE PULGADA, NI UN CENTÍMETRO. Pero si – el auto de tu vida está lleno de combustible, del combustible del PODER DE LO ALTO –  y tú te atreves a arrancar, a acelerar y a seguir las señales de VIDA en el CAMINO que es EL AMADO, la CONSAGRACIÓN se vuelve MÁS FÁCIL, CADA DÍA. Es verdad que el hombre, la mujer consagrados TIENEN QUE PRIVARSE de aquellas cosas que DESAGRADAN A DIOS pero, al fin y al cabo cuando conduces, por ejemplo, un auto, también tienes que hacerlo: ¿Te vas a lanzar por el barranco? … ¿Te empeñarás en chocar contra una pared, un árbol u otro vehículo? … ¿Cometerás la absurdez de conducir embriagado? … ¡Desde luego que no! El "sentido común" te obliga a NO HACER NINGÚN DESARREGLO, ninguna de esas cosas. ¡Ningún conductor sensato se tira a MATARSE EN EL CAMINO! ¿Te darás a la estupidez de nunca revisar el ACEITE (del Espíritu Santo) o el tanque de la gasolina (del Poder de lo Alto)? ¡Desde luego que no! ¡Ningún conductor sensato, ninguna conductora sensata se da a la tarea de conducir sin el equipo necesario!  

Y cuando vives CONSAGRADO, CONSAGRADA, esa consagración SE VUELVE UN MODO DE VIVIR, SE VUELVE UNA CONDUCTA y UN ESTILO DE VIDA.

Otra cosa: ¡No existen TÉRMINOS MEDIOS! ¡O SE ESTÁ CONSAGRADO, CONSAGRADA o NO SE ESTÁ!  ¡No hay tal cosa como "casi pertenezco al Señor" o "pertenezco al Señor a medias" o "estoy medio consagrado, medio consagrada"! TE PREGUNTO: "Si te toma UNA HORA para cavar un hoyo de "UN PIE DE PROFUNDIDAD y UN PIE DE ANCHO Y LARGO", ¿cuánto tiempo te tomará para cavar MEDIO HOYO? ¡NO HAY TAL COSA COMO UN MEDIO HOYO! ¡Un hoyo ¡DEL TAMAŇO QUE SEA!, si es hoyo, TIENE QUE SER HOYO COMPLETO! Así como NO HAY TAL COSA COMO MEDIO HOYO, NO HAY TAL COSA COMO ESTAR "MEDIO" CONSAGRADOS, COMO "MEDIO" PERTENECER AL SEŇOR, COMO SEGUIR AL SEŇOR "A MEDIAS". ¡O se sigue al Señor o NO SE SIGUE; o se está consagrado, consagrada o NO! Mateo 12, 30: "¡El que no está conMigo, está contra Mí!" ¡No existen términos medios!